Re – Soluciones
Reinventemos la política

Las malas son que el desencanto por la política es producto de la propia política. Las buenas son que le toca a la misma política reinventarse para reivindicarse.
¿Quiénes? - Caras frescas, sin rabo que les majen, sin intereses creados porque “…cuando los que mandan pierden la vergüenza, los que obedecen pierden el respeto…”.
¿Cómo? - En reuniones transparentes, a la vista y paciencia de propios y extraños; en las que participen sectores múltiples de la sociedad civil para que haya representatividad; en las que se tomen acuerdos que sean valientes pero que no socaven la institucionalidad estatal, gremial o partidaria.
Se debe acordar primero el método, luego la agenda y los objetivos, finalmente la estrategia; todo, incluyendo los cambios que se hagan en el camino, debe ser comunicado en tiempo real.
En política la forma es tan importante como el fondo. No solo es que la mujer del César deba ser honesta y deba además aparentarlo; es que es más fácil ser honesto cuando todas las actuaciones están a la vista y paciencia de todo el mundo.
¿Cuándo? - Mañana es tarde.

Pedro Muñoz

Notas Anteriores