Enviar
Yanquis compran bombarderos
Con Tampa Bay en la nuca los Mulos apuntan al poder

El pasado viernes los Rays de Tampa derrotaron 3-2 a los Yanquis y se pusieron a un juego de diferencia en la División Este de la Liga Americana.
La billetera de los Steinbrenner se empezó a mover.
A principios de mes se les escapó la oportunidad de atrapar al zurdito Clif Lee que viajó de Seattle a Texas. Los Yanquis lo querían para suplir al lesionado Andy Pettitte.
Quizá, al notar la solidez de Sabathia; el resurgimiento de Burnett, los buenos números de Phil Hudges y la buena temporada de Javier Vázquez, el piloto Joe Girardi se olvidó de la lomita y se concentró en la caja de bateo, donde los Bombarderos han estado un poco opacos, sobre todo por los bajos números de Teixeira y que la pura verdad, no han podido sustituir la efectividad de Hideki “Godzila” Matsui, que se fue a los Angelinos como bateador designado. El veterano receptor Jorge Posada, hace lo que puede en ese puesto, pero los números no lo respaldan.
De manera que al cerrarse la fecha para traspasos el 31 de julio, los Mulos buscaron bateo y poder y compraron al toletero de los Astros, Lance Berkman, como nuevo bateador designado y suplente de Teixeira en la inicial y al fuerte bateador de los Indios, Austin Kearns, quien llegó a los campos de entrenamiento sin equipo, lo firmó el manager, Manny Acta que lo tuvo dos temporadas en los Nacionales y Austin se convirtió en el cuarto bate de la Tribu, y ahora, como en novela, pasa al Bronx.
Estos fueron los principales movimientos en el mercado de las Grandes Ligas, a la hora de cierre, las 4 de la tarde del pasado sábado.
Los Yanquis completaron el sábado la operación para adquirir al primera base Lance Berkman de los Astros de Houston.
Los campeones de la Serie Mundial enviaron al relevista Mark Melancon y al jugador de cuadro Jimmy Paredes, de las ligas menores, a Houston a cambio del cinco veces estelar, que será el bateador designado en Nueva York. Además, los Astros pagarán cuatro millones de dólares como parte del trato.
Los Yankees también adquirieron al cerrador derecho Kerry Wood de los Indios a cambio de un jugador que será nombrado más tarde.
El viernes, Nueva York obtuvo al jardinero Austin Kearns, otro de Cleveland, a cambio de un jugador a designar o dinero.
Berkman, de 34 años, no jugó la noche del viernes contra Milwaukee y se despidió de sus compañeros de los Astros.
El primera base tenía derecho a vetar una transferencia, lo que causó la demora en completarla.
"Soy de Texas… jugué en (la universidad) Rice. Esta ciudad es como el seno materno, me siento muy cómodo aquí. Pensar en la posibilidad de ir a cualquier otro lado me asusta un poco", dijo Berkman la noche del viernes.
Berkman batea esta temporada de .245 con 13 cuadrangulares y 49 remolcadas. Recibió 60 boletos y sufrió 70 ponches en 298 turnos.
En otro movimiento, el lanzador zurdo Ted Lilly pasó el sábado de los Cachorros a los Dodgers de Los Angeles, junto al jugador de cuadro Ryan Theriot, luego de un canje por el infielder Blake DeWitt y los derechos de ligas menores Kyle Smit y Brett Wallach.
Los Dodgers, terceros en la División Oeste de la Liga Nacional, ficharon el miércoles al jardinero central y primer bateador Scott Podsednik de Kansas City.
Lilly tiene foja de 3-8 con efectividad de 3.69 y no gana desde el 13 de junio. Luego de esta temporada, puede declararse jugador libre.
También, los Bravos de Atlanta, líderes de la División Este de la Liga Nacional, adquirieron el sábado al jardinero Rick Ankiel, al relevista Kyle Farnsworth y una suma de efectivo de los Reales de Kansas City en un canje de cinco jugadores.
Atlanta envió a Kansas City a los lanzadores Tim Collins y Jesse Chávez y al jardinero venezolano Gregor Blanco.
Ankiel, de 31 años, bateó de .261 con cuatro cuadrangulares y 15 remolcadas en 27 partidos con Kansas City.
Farnsworth, de 34, tiene foja de 3-0 con efectividad de 2.42.
Igual, los Indios se deshicieron de su veterano lanzador estelar, Jake Westbrook, quien llegó a la Tribu procedente de los Yanquis en el 2000 y ha tenido una carrera plagada de lesiones.
El diestro fue vendido a los Cardenales de San Luis en una operación que involucró a tres equipos, porque los Pájaros Rojos enviaron a los Padres de San Diego a uno de sus mejores bateadores, Ludwic, mientras que los sacerdotes mandaron a Cleveland al prometedor lanzador, Corey Kluber.
Kluber, de 24 ha pasado toda la temporada en AAA, San Antonio, va 6-6 con una efectividad de 3.45 en 22 juegos. En la actualidad lidera la Liga de Texas en ponches (136) y es segundo en entradas lanzadas (122)
Westbrook fue 6-7 con una efectividad de 4,65 en 21 aperturas este año con los Indios, tras perderse toda la temporada 2009 debido a una cirugía del codo derecho.

Gaetano Pandolfo
[email protected] y EFE
Ver comentarios