¡Y se nos hizo!
Roy Miller se encontró con un regalo de Noel Valladares y no perdonó para marcar el único gol del partido. Héctor RETAMAL-AFP/La República
Enviar

¡Y se nos hizo!

Victoria tica nos pone como líderes y abre un abanico de posibilidades para la Tricolor

 

Con su victoria mínima ante Honduras y una combinación de resultados, Costa Rica amaneció este sábado como líder de la hexagonal, tras doblegar el viernes por la noche a los catrachos, en un partido bastante difícil para la Tricolor.

201306072353550.a22.jpg
El principal cambio que se le vio a la Nacional fue su ambición por obtener el resultado y jugar a triunfar y no a no perder, como ha hecho en muchas ocasiones pasadas.
La victoria pasó por una labor gigante de Giancarlo González en la defensa y de Joel Campbell en el ataque, más el esfuerzo y la concentración de todos y una buena lectura de Pinto, que cuando los hondureños apretaron por el empate, en lugar de meter su usual bus, hizo variantes que mantuvieron ocupados a los catrachos e impidieron que se vinieran sobre el arco de Navas.
No obstante, al final siempre hubo angustia, principalmente en los últimos minutos, pero con Jorge Luis, a eso estamos acostumbrados.
El juego arrancó con mucho control, pocas acciones en los marcos y un Honduras que pareció tomar confianza después del primer cuarto, principalmente cuando Jerry Bengtson estuvo a milímetros de cazar un balón casi debajo del marco de Keylor Navas.
Sin embargo, el gol vino a cambiar las cosas. Llegó al minuto 24, en la primera acción de peligro tica, tiro libre que cobró Celso Borges, Noel Valladares no pudo contener y Roy Miller le cabeceó a boca de jarro, ante la cero asistencia de la defensa catracha a su arquero.
Costa Rica entonces tomó la iniciativa y el control del juego y Honduras se desdibujó. Joel Campbell creció por la atacante izquierda y en sendos balazos sobre el marco de Valladares estuvo a punto de aumentar la cuenta.
La complementaria ofreció alternativas; Costa Rica pudo aumentar, Honduras empatar, pero lo cierto es que esta vez nada nos amargó la fiesta; los catrachos no fueron el León fiero que decían; Roger Espinoza fue su mejor jugador.
En fin, la Tricolor hizo lo que tenía que hacer, ganó, y ahora a planear los juegos ante México y Panamá, porque eso es otra historia.

Luis Rojas
[email protected]

Ver comentarios