Enviar
¿Y cuánto cuesta un atleta?
A pocos días de la participación en Panamericanos, la pregunta es si vale la pena o no la inversión en atletas ticos que se sabe no obtendrán medallas


Un grupo de 88 atletas costarricenses se apresta a competir en los Juegos Panamericanos en Guadalajara, que arrancarán el próximo 14 de octubre. Esta participación, que será la mayor de nuestro país en dichas justas, costará más de ¢250 millones, por lo que no falta quien cuestione si vale la pena invertir tanto dinero, tomando en cuenta que debido al alto nivel de la competencia es muy probable que los nacionales obtengan pocas o ninguna medalla.
La respuesta generalizada es que sí y que el principal problema es que el gran público no sabe determinar cuánto es mucho dinero ni, sobre todo, dimensionar lo que cuesta y significa una medalla panamericana u olímpica, o incluso a nivel regional.
Al respecto, LA REPUBLICA entrevistó a Henry Núñez, quien defiende el derecho de los atletas ticos a buscar el alto rendimiento.
Consultado sobre la relación atletas-resultados, Núñez expresó que por ejemplo en los Panamericanos compiten 42 países, que tienen en sus filas campeones mundiales y olímpicos, por lo que la distancia entre la mayoría de atletas nacionales y el alto rendimiento de países como Cuba, Estados Unidos y el mismo México, es mucha.
“Empero, aun así en los últimos tres ciclos olímpicos se ha dado un mejoramiento de nuestros atletas”, señaló Núñez, para quien a nivel panamericano ya han destacado Kristopher Moitland (taekwondo) que fue campeón el año pasado y cuarto en el ranking mundial, sétimo en la última olimpiada y Leonardo Chacón (triatlón) que fue subcampeón el año pasado y tiene muy buen ranking mundial; hay un buen equipo de fútbol masculino, que es la base de los que quedaron cuartos en el mundial de Egipto y ni hablar de Nery Brenes, que está compitiendo en un nivel muy alto, además de la atleta Gabriela Traña, quien acaba de obtener la marca a la olimpiada.
Mientras que de los cuestionamiento de muchos acerca de para qué ir a los grandes eventos, para perderse en las listas de resultados, Núñez respondió que “la gente no entiende los procesos. Es importante dimensionar a cuál evento vamos, en qué condiciones estamos y qué realmente se le ha dado al atleta”.
El dirigente dio como ejemplo que para llegar al oro olímpico de Claudia (1996), el entrenador Francisco Rivas llevó adelante un proceso de prueba y error, de 24 años, primero logrando meter atletas entre los mejores 50 del mundo, hasta llegar al primer lugar. “Para formar un atleta que logre ganar medalla a nivel olímpico se necesitan de 12 a 16 años como mínimo”, explicó, y a la vez agregó que el lugar que obtienen nuestros atletas refleja el nivel del deporte del país.
“Puede ser que tengamos atletas con potencial de ganar medallas, pero no estamos invirtiendo en ellos lo que deberíamos invertir”.
El jerarca olímpico afirmó que si bien “nunca ha existido un interés político por ayudar al deporte”, en el actual gobierno parece que la situación tiende a cambiar.
En el anterior gobierno se inicio con las becas deportivas, que para Henry fue “como un primer paso, pero estamos hablando de pasar de ¢20 millones o ¢40 millones al año, a ¢2 mil millones al año, que es lo que se pretende invertir en 2012, de cara a los Juegos Centroamericanos de 2013, que se realizarán en nuestro país”.
Para él ese tipo de inversión corresponde a la realidad de un país pobre, “Son ¢2 mil millones para invertir en juventud sana y en líderes que son modelos para muchos jóvenes, que pueden ver en el deporte una oportunidad para salir adelante. Eso además es invertir en salud, en alejar a los jóvenes de las drogas mostrándoles ejemplos deportivos a seguir”.
Núñez fue enfático en destacar que los atletas no van a pasear ya que la mayoría sale con lo básico, ni los dirigentes, en el caso de él: “abandonar a mi familia no es algo que me haga muy feliz, porque viajar sin ellos no tiene ningún placer. Quienes critican, no conocen el trajín de esto”.
Henry afirmó que no se ha desperdiciado dinero en atletas que no lo merecen, “en cada inversión nos hemos asesorado con las federaciones y les hemos dado seguimiento y hemos invertido en función del nivel que tiene el atleta”. Se le cuestionó entonces, el porqué no invertir más en los atletas con mayor potencial y respondió que el CON, tiene un grupo de ocho deportistas con potencial de atletas olímpicos: Leonardo Chacón, Nery Brenes, Moitland, Gabriela Traña, Allan Segura, Mario Montoya, Marilaura Meza y Manuel Campos, que recogen la inversión más fuerte.
Se le preguntó a Núñez sobre el desperdicio de muchos atletas que tienen potencial y lo demuestran en Juegos Nacionales, pero no les dan seguimiento, a lo cual indicó, “en realidad hoy en día la principal base de captación de talentos son las federaciones” y aseguró que la mayoría de atletas que están en Panamericanos y Olimpiadas no estuvieron en Juegos Nacionales.
“Lo que pasa es que al no haber un sistema deportivo debidamente estructurado no se capta ese talento”. Agregó que la primera base de la pirámide debería ser la educación física en las escuelas, “y desde ahí ya renqueamos”. Después vienen los Juegos Estudiantiles, que los debería promover más el Ministerio de Educación Pública, luego los Juegos Nacionales que deberían ser previos al alto rendimiento.
“El problema es que quienes financian lo de Juegos son los comités cantonales de deporte y cuando estos pasan deberían asumir las federaciones que son económicamente muy débiles y no tienen los recursos para ayudarle al atleta a dar el salto de Juegos al alto rendimiento”.
Y de las críticas de ciertos sectores y prensa de que ellos son los “Turisport”, respondió que “esos comentarios son muy negativos, y le pongo de ejemplo el caso mío; yo me retiré del deporte, por un comentario de La Machaca (Miguel Agüero) de que yo me congelé en la competencia. Nunca ese señor se dio cuenta del sacrificio que yo estaba haciendo, de mi historial deportivo, de que él habló sobre algo que no vio y de que competí con un atleta que ganaba $10 mil mensuales mientras yo tuve que endeudarme para ir; por eso me retiré frustrado”.

Luis Rojas
[email protected]
Ver comentarios