Enviar
Warner sigue escalando

Los días del escalador costarricense Warner Rojas, en Ecuador, han sido más que provechosos. La semana anterior subió el Rucu Pichincha, y esta llegó a la cumbre del Cotopaxi, con una altura de 5.897 metros sobre el nivel del mar.
En su relato desde el sur del continente, Rojas detalló que el periplo lo hizo junto a su compañero de montaña Joshua Jarín, un joven ecuatoriano de mucha experiencia que ha participado en expediciones al Himalaya.
El ascenso comenzó en un refugio ubicado a 4.810 metros sobre el nivel del mar al ser las 2 a.m. del 15 de enero.
“El frío era intenso, unos cinco grados bajo cero y un viento que hacía que el frío fuera más intenso. Poco a poco ganábamos altura y el frío era más fuerte. Al cabo de casi dos horas empezamos a pasar a otras personas que habían salido una hora antes que nosotros del refugio”, comentó el nacional.
Cuenta Warner que justo antes de llegar a la parte final del ascenso había que cruzar por un área muy expuesta, se pasaba por un pequeño espacio de hielo de unos 30 centímetros de ancho, a un lado una pared de hielo y al otro lado un vacío. “Había una grieta gigante, que de resbalarse y caer allí sería fatal”.
En la recta final fueron alcanzando y pasando a otros montañistas para llegar en las primeras horas del día a la cima de una nueva montaña. “Saque mi bandera de Costa Rica y la puse en este lugar y justamente viéndola recordaba a otros costarricenses que han estado allí y podía entender lo que me contaron al decir que era una montaña muy linda. También estaba feliz pues había durado del refugio a la cumbre 4 horas y 20 minutos, se había subido muy rápido, no era esa mi intención, pero se logró y lo disfruté mucho”, amplió el costarricense.
Ahora va tras el al Chimborazo de 6.310 metros, que es la meta para esta semana, todo como parte de la preparación que espera lo lleve a escalar el Everest.

Cristian Williams
[email protected]


Ver comentarios