Visita de Obama ayuda a Argentina en regreso a mercados globales
Enviar

Barack Obama es el primer presidente estadounidense que visita Argentina en más de un decenio en tanto su homólogo Mauricio Macri busca un acercamiento con la comunidad internacional luego de una década de aislamiento financiero y diplomático.

Está previsto que Obama  asista a un foro de negocios programado en Buenos Aires antes de visitar la ciudad de Bariloche en el sur del país.

Probablemente tendrá una recepción más cálida que su predecesor, George W. Bush, quien durante una Cumbre de las Américas realizada en Mar del Plata en 2005 fue desairado por el expresidente Néstor Kirchner y enfrentó el desprecio del entonces presidente de Venezuela Hugo Chávez y 30 mil manifestantes que rechazaron su iniciativa a favor de un acuerdo de libre comercio regional. Macri, cuya victoria en las elecciones de noviembre puso fin a 12 años de gobierno de Kirchner y su esposa, Cristina Fernández de Kirchner, intenta restaurar la reputación de Argentina en el exterior, dijo Marcos Peña, jefe de Gabinete del Gobierno argentino.

“Nuestro primer objetivo es generar confianza y vemos claramente como un voto de confianza que venga el presidente”, dijo Peña en una entrevista en el palacio presidencial. El gobierno debe convencer a los inversores de que esta vez “no será igual que en el pasado”.

Argentina, que entró en cesación de pagos en 2014 al negarse a obedecer el fallo de un tribunal de Nueva York que le ordenaba pagar en su totalidad a los acreedores no reestructurados de un impago de 2001, fue descrita en 2013 por un Tribunal de Apelaciones estadounidense como un “deudor singularmente recalcitrante” y ha sido acusada en reiteradas oportunidades de cambiar las reglas del juego para los inversores.

Macri, que eliminó los controles cambiarios y los aranceles a las exportaciones para la mayoría de los productos agrícolas y está a punto de sellar un acuerdo con los acreedores no reestructurados encabezados por Elliott Management Corp. de Paul Singer, ha dicho que espera que el cambio de rumbo de Argentina atraiga $20 mil millones en inversión extranjera este año.
 



Ver comentarios