Ventas ambulantes de alimentos están más cerca de ser reglamentadas
Enviar

Hoy fue aprobada en primer debate una reforma a la Ley General de Salud para que los municipios otorguen patentes comerciales o industriales a los establecimientos alimentarios, incluyendo los que ofrecen sus productos de forma ambulante.

El proyecto establece que las municipalidades podrán regular en sus respectivas jurisdicciones, los supuestos en los que se podrá otorgar permisos temporales para la venta de frutas y para la preparación y venta de alimentos y bebidas en los sitios que previamente ellas definan.

Los premisos se otorgarían a partir de un estudio social llevado a cabo por un trabajador social, según lo estipulado en el proyecto.

Además, plantea un transitorio a la propuesta de ley que indica que se le da un plazo de tres meses a partir de su publicación, para que el Poder Ejecutivo redacte un reglamento relativo a la comercialización de alimentos preparados y empacados en lugares públicos.

La emisión de los permisos deberá estar fundada y justificada en el programa de gobierno municipal.

Quien propuso esta iniciativa en el Congreso fue el diputado socialcristiano Gerardo Vargas y ha sido criticada por la Cámara de la Industria Alimentaria, al considerar que los inspectores municipales no tienen criterio sobre inocuidad alimentaria.

Vargas argumentó que la iniciativa que le permitirá a una serie de trabajadores realizar sus labores de manera honesta y sin temor a ser perseguidos por las autoridades.



Ver comentarios