Cacia: Inspectores municipales no tienen criterio sobre inocuidad alimentaria
Imagen con fines ilustrativos. Shutterstock/La República.
Enviar

La Cámara Costarricense de la Industria Alimentaria (Cacia) apelará al gobierno la reforma a la ley que permitirá las ventas ambulantes de frutas y demás alimentos, siempre y cuando los vendedores cumplan con los parámetros que las municipalidades establezcan para otorgar patentes.

Los empresarios cuestionan al gobierno que “¿con qué criterio un inspector municipal aplicará métodos de análisis, toma de muestras, medición de los productos, sus requisitos y condiciones mínimas en materia de control sanitario?”.

“Estas acciones van a incidir sobre la estabilidad de los productores y se podrán ver afectados los procesos de abastecimiento, comercialización, calidad e inocuidad de los alimentos que consume la población de un cantón determinado”, dijo José Manuel Hernando, presidente de Cacia.

La modificación del artículo 218 de la Ley General de Salud, permitiría la ventas ambulantes bajo criterios de cada municipalidad.

El proyecto fue dictaminado el 6 de setiembre en la Comisión de Asuntos Jurídicos de la Asamblea Legislativa, como medida para reducir la informalidad y promover el empleo.


Ver comentarios