Venezuela propone lista negra de opositores y crece la tensión
Foto Bloomberg
Enviar

En lo que constituye una repetición de uno de los peores capítulos de las dos décadas de gobierno socialista en Venezuela, un alto funcionario dijo el jueves que se entregará a las compañías estatales y los ministerios del Gobierno una lista de quienes firmaron un petitorio que busca la revocación del mandato del presidente Nicolás Maduro.

"En una revolución son los revolucionarios y no los escuálidos los que tienen que estar al frente (de las instituciones y empresas)”, dijo en un acto Diosdado Cabello, legislador y alto funcionario del Partido Socialista gobernante. “Eso no es violentarle el trabajo a nadie”.

La oposición venezolana impulsa un referéndum revocatorio del mandato de Maduro, que lleva tres años de gestión, en momentos en que la economía se derrumba y la inflación se acelera en un contexto de falta de efectivo debido a los bajos precios del petróleo y la mala administración de los fondos del Estado. Luego de reunir más de 200 mil firmas, la oposición espera la autorización del Consejo Nacional Electoral de Venezuela para conseguir que el 20% del padrón electoral de 20 millones de personas firme y poder seguir adelante.

Cabello ha hecho amenazas similares este año, pero las declaraciones del jueves hicieron recordar la llamada “Lista Tascón” que usó el Gobierno del entonces presidente Hugo Chávez para despedir a empleados estatales y marginar a otros del acceso a empleos y préstamos por haber firmado un petitorio para un referéndum revocatorio en 2004 al que luego Chávez sobrevivió. En ese momento, el legislador Luis Tascón recopiló la lista, cuyas versiones electrónicas circularon en Venezuela y se vendían en las calles. Algunos venezolanos hasta intentaron pagar a funcionarios para que se los retirara de la lista.

Cabello, ex capitán del Ejército, ayudó a Chávez en un golpe de Estado fallido en 1992 que eventualmente llevó al difunto líder socialista a la presidencia. Su formación militar define su enfoque de línea dura hacia la política y su tendencia hacia una postura más autoritaria dentro del gobierno, dijo Carlos Romero, cientista político de la Universidad Central de Venezuela.

"Él representa no sólo a un sector militar sino también al sector más excluyente del chavismo, el que tiene la visión más totalitaria de la política y que no acepta cualquier divergencia", dijo Romero respecto a Cabello. "Aunque él es rechazado por algunos, está liderando una ofensiva revolucionaria para acabar con estas divergencias de funcionario públicos que han sido críticos".

Maduro, cuyo nivel de aprobación ha caído a alrededor de 21%, según las últimas encuestas de Datanálisis, aún no ha hecho declaraciones públicas sobre los intentos de poner en lista negra a los empleados estatales que firmaron.

Un funcionario del Ministerio de Información de Venezuela se negó a hacer comentarios y dijo que las declaraciones sólo reflejaban las opiniones del legislador Cabello.


Ver comentarios