Logo La República

Domingo, 18 de noviembre de 2018



INVERSIONISTA


Usan peso mexicano como cobertura para protegerse de todo

Bloomberg | Martes 28 julio, 2015



Usan peso mexicano como cobertura para protegerse de todo

La virtud del peso mexicano como la moneda más negociada en los mercados emergentes también es su principal maldición.
Los $135 mil millones de pesos diarios amplían tanto el mercado para los demás países en desarrollo que los inversores utilizan la moneda como un equivalente del riesgo.
¿Compró un bono corporativo brasileño? Venda pesos para protegerse contra cualquier pérdida. ¿Quedó clavado con un montón de bonos del Tesoro estadounidense?
Compre pesos para mitigar el sufrimiento si una exposición positiva al riesgo desata una caída. Las correlaciones son lo suficientemente altas como para que las protecciones a menudo funcionen, según JPMorgan Chase Co.
La crisis de la deuda en Grecia, la caída del mercado bursátil de China y las versiones de que la Reserva Federal comenzará pronto a subir las tasas de interés han desatado una ola de volatilidad global que en este momento está afectando al peso por delegación.
En la Bolsa Mercantil de Chicago, las operaciones con futuros pensadas para ganar con la caída de la moneda han avanzado hasta un récord.
“Se están utilizando coberturas a través del peso como Kleenex –si piensan que están a punto de estornudar, toman uno”, dijo Alejandro Silva, socio en Silva Capital Management con sede en Chicago que tiene bajo su gestión unos $180 millones.
“Es una moneda tan líquida, tan amplia que cuando se producen grandes problemas como Grecia y un gerente de cartera necesita poner una cobertura para su cartera, lo más fácil de hacer es comprar dólares con sus pesos”.
En el mercado de Chicago, los contratos netos de futuros que apuestan a una caída del peso crecieron 28% este año hasta 81.424 al 21 de julio. Un año atrás, aproximadamente se apostaba esa misma cantidad de operaciones a un aumento.
Esto significa que el peso se está viendo perjudicado en un momento en que los inversores ya se están desilusionando con las perspectivas de México en relación a un aumento de la inversión extranjera impulsado por el petróleo.
A comienzos de 2015, los analistas pronosticaban que el peso se fortalecería 9,3% este año frente al dólar, el nivel más alto en el mundo. Cayó, en cambio 9,4% hasta un mínimo récord de 16,26 por dólar.

Bloomberg