Un buen acompañante argentino
Edgardo Cónsoli, gerente agrícola de Familia Zuccardi, presentó en Costa Rica la nueva línea de vinos de la Bodega Santa Julia. Esteban Monge/La República
Enviar

BEBIDAS

Un buen acompañante argentino

Bodega Santa Julia lanzó en Costa Rica su línea de vinos orgánicos

El gusto por lo orgánico está cada vez más presente en algunas mesas costarricenses, con alimentos seleccionados y producidos sin químicos, que van desde frutas y vegetales hasta los vinos.
Precisamente esta bebida elaborada con uvas orgánicas, en terrenos aptos para su producción, así como certificados, se están abriendo campo en el mercado nacional.
De hecho, una nueva línea acaba de arribar al país, se trata de la Bodega Santa Julia, perteneciente a la Familia Zuccardi de Argentina, especializada en el tema y que afirma que producir este tipo de vinos no es sencillo, por los cuidados que se deben tener durante todo el proceso, que inicia con la preparación del terreno.
Por ejemplo, para nutrir el suelo se utiliza compost elaborado con restos de semillas, entre otros materiales naturales.
Para el lanzamiento de lo vinos en Costa Rica estuvo presente Edgardo Cónsoli, gerente agrícola de Familia Zuccardi, para dar a conocer más acerca de esta propuesta.
“Desde 1999 contamos con un viñedo orgánico, pero fue a partir de 2011 que comenzamos a producirlos. Desde entonces el crecimiento ha sido muy grande, creo que se debe a que la gente está apostando por una dieta sana y el vino es un alimento, por lo que no es congruente para muchos no tomar vinos orgánicos”, comentó.
De las 1.000 hectáreas con que cuenta el viñedo, 200 están dedicadas a la producción orgánica.
La nueva línea incluye un Malbec, que tiene como característica notas frutales, así como Torrontes, un vino blanco refrescante y balanceado.
Para el lanzamiento, Marina Beltrame, directora de la Escuela Argentina de Sommeliers, diseñó un menú para maridar los vinos, que incluyó un corte de carne bañado en salsa de hongos así como las tradicionales empanadas argentinas.

Melissa González
[email protected]

Ver comentarios