Enviar

Gobierno defiende contrato de APM ante huelga de sindicatos

Última batalla para nuevo puerto

Proyecto se atrasaría hasta seis meses más por permiso ambiental

201410232233270.n11.jpg
El futuro del nuevo puerto en el Caribe es incierto. Por un lado el Gobierno asegura que defenderá el contrato de concesión, pero por otro, la Secretaría Técnica Nacional Ambiental (Setena) pospone la definición sobre su viabilidad ambiental hasta por seis meses más.
Ante este panorama y cinco años después de haberse concesionado la obra a la empresa APM, el sector productivo nacional sigue sin ninguna certeza sobre cuándo podrá contar con un puerto competitivo.
Mientras tanto el puerto de Moín reabrió ayer bajo un estricto control policial y operó durante todo el día. Autoridades de Japdeva aseguraron que la operación en el muelle se llevó a buen ritmo, ya que las empresas estibadoras cuentan con empleados de mucha experiencia en este tipo de operaciones. Se espera que el primer barco que atracó ayer por la mañana sea despachado esta tarde, con lo que ya habría espacio para otra embarcación que ya espera su espacio en el puerto.
Sin embargo la tensión generada por la inminencia del megapuerto sigue latente.
Para el sindicato de Japdeva no es cierto que la operación sea tan eficiente como se dice oficialmente. Aseguran que internamente se produce un caos con el registro de las operaciones de carga y descarga, las cuales son realizadas por personal que no es de Japdeva.
Blear, secretario general de la agrupación, afirma que en su lucha contra la construcción de la nueva terminal de contenedores tiene el apoyo de otros grupos gremiales de Limón. Asimismo, Albino Vargas, de ANEP, aseguró que mantendrán su apoyo al movimiento.
“Veo una importante polarización del país, similar al Combo ICE y al TLC”, señaló.
El proyecto ha sido aprobado por los tribunales, así que debe proceder, aseguró ayer el Gobierno. Sin embargo, los sindicalistas rechazan los fallos judiciales y anuncian medidas de presión como protestas y bloqueos.
Una reunión sostenida ayer en Casa Presidencial entre autoridades del Gobierno y dirigentes sindicales, finalizó sin que se llegara a ningún acuerdo que permitiera levantar la huelga.

201410232233270.n1.jpg

Rodrigo Díaz
[email protected]
@La_Republica


Ver comentarios