Tragedia en Japón
Enviar
Tragedia en Japón
Víctimas pueden ser más de mil, se desata emergencia nuclear

El Gobierno de Japón advirtió de que el terremoto y el tsunami que arrasaron el viernes en el país han causado un número “extremadamente alto” de víctimas, que podría superar los mil, y pidió la población que esté preparada para nuevas réplicas de gran intensidad.
El terremoto de 8,9 grados en la escala de Richter y ha provocado numerosas muestras de apoyo y condolencia por parte de la comunidad internacional.

Las autoridades japonesas han declarado una “situación de emergencia nuclear” en la central atómica de Fukushima Daiichi, indicó el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA).
Según la información aportada por las autoridades niponas a la agencia nuclear de la ONU, el sismo y el posterior tsunami cortaron el flujo de energía eléctrica en la central y el motor diesel de emergencia que debía suplir esa carencia tampoco funciona, debido a los daños causados por el desastre natural.
En la actualidad, las autoridades siguen tratando de arreglar el sistema alternativo de energía para poner cuanto antes en marcha el mecanismo de refrigeración de la central nuclear, señaló el OIEA.
Paralelamente las bolsas de Asia, que tuvieron fuertes pérdidas, hicieron temblar en los mercados europeos a las reaseguradoras, que deberán afrontar cuantiosas indemnizaciones por los daños causados.
Mientras tanto, en la localidad japonesa de Miyagila la policía señaló que se han encontrado entre 200 y 300 cadáveres en las zonas costeras de la ciudad de Sendai, capital de la provincia a consecuencia del tsunami.
A esto se suman docenas de desaparecidos, entre ellos los cerca de cien pasajeros de un barco que fue arrastrado por las aguas en la costa oriental, poco después de haber partido del puerto de Ishinomaki, en la provincia de Miyagi.
También hay numerosos heridos, entre ellos cerca de 60 sólo en Tokio, donde el terremoto ha hecho temblar los edificios, ha paralizado el servicio de metro y ha bloqueado las líneas de teléfono móvil, según las autoridades locales.
Esta ha sido una de las zonas más afectadas, ya que el epicentro del temblor se situó en el Océano Pacífico a 130 kilómetros de su costa, a una profundidad de 20 kilómetros.

Redacción Internacional
EFE

Ver comentarios