Todo lo que viene después del aumento de tasas en EE.UU.
Janet Yellen, presidenta de la Reserva Federal de Estados Unidos, anunció el aumento de las tasas de interés en 0,25 puntos básicos. Bloomberg/La República
Enviar

 Luego de que la Comisión Federal de Mercado Abierto de la Reserva Federal de Estados Unidos confirmara su votación unánime para subir la tasa de interés, esto es parte de lo que se debe saber, de ahora en adelante.
Esto marca el comienzo del fin de la era de la flexibilidad sin precedentes de la política monetaria.
La medida llega en un momento en que la caída de las materias primas está provocando un giro en el mercado de los bonos de alto rendimiento, lo que causa turbulencias en los índices de situación financiera y desasosiego en los recintos de operaciones.
Aunque los bonos basura siguen siendo una preocupación, la situación económica por fin apunta a un muy esperado despegue de las tasas: datos recientes muestran que el impulso se sostiene, con una contratación persistente de personal, un gasto de consumo firme y un ritmo moderado de crecimiento de la producción.
La inflación sigue por debajo de la meta de 2% de la Reserva Federal pero, en tanto los funcionarios de China a la zona euro tratan de fomentar la demanda interna, los riesgos internacionales aparecen como menos inquietantes en las perspectivas.
La principal clave sobre la inclinación del ciclo de aumentos probablemente provenga del gráfico de puntos —la tabla que muestra las proyecciones de los funcionarios sobre dónde estarán las tasas en el futuro—.
El precio del mercado para los futuros de los fondos federales implica sólo dos aumentos de las tasas de interés en el próximo año, menos que los cuatro que sugerían los puntos la última vez que se dieron a conocer, en setiembre.
“El aumento es algo que básicamente ya se descuenta”, dijo GennadiyGoldberg, estratega estadounidense de TD Securities en Nueva York. “Pero si la Fed capitula respecto de los cuatro aumentos, eso se consideraría un aumento que mantiene el estímulo”.
Si bien los funcionarios de la Fed probablemente rebajen sus cálculos, es probable que no quieran llegar a apuntalar la proyección implícita en el mercado, señaló Stephen Stanley, economista jefe de Amherst Pierpont Securities.
“No creo que estén impacientes por forzar una revisión de precios ahora, así que ¿cómo salen del miércoles sin inquietar a los mercados?” preguntó Stanley. “Van a hacer lo que puedan para tranquilizar al mercado”.
Los funcionarios prometieron tener en cuenta los datos durante el ciclo de ajuste y elevar las tasas a medida que llegue la información económica y de mercado.
Eso significa que los observadores de la Fed también estarán atentos a cualquier pista sobre qué necesita ver la Fed para volver a tomar medidas, en particular en lo que se refiere a presiones de precios.
 


 

 

Ver comentarios