Logo La República

Jueves, 15 de noviembre de 2018



BLOOMBERG


Temperatura de la Tierra simplemente hizo añicos el termómetro

Bloomberg | Jueves 21 abril, 2016

Es el undécimo mes consecutivo que anota un nuevo récord y encamina el 2016 a anotar un tercer récord anual seguido. Bloomberg/La República


El calentamiento de la Tierra está avanzando tan rápido que incluso sorprende a los científicos que vaticinaron esta situación.
El mes pasado fue el marzo más caluroso en 137 años de registros, según datos emitidos el martes por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) de Estados Unidos.
Es el undécimo mes consecutivo que anota un nuevo récord y encamina al 2016 a anotar un tercer récord anual seguido.
Actualmente, podría parecer prematuro hablar sobre el establecimiento de un nuevo récord anual tras solo tres meses de datos, pero esos meses se han apartado de la norma de una forma tan extrema que Gavin Schmidt, director del Instituto Goddard de Estudios Espaciales de la NASA, ya hizo el llamado.
“Estimo [sobre un] 99% de probabilidades un récord anual en el 2016”, escribió Schmidt en Twitter la semana pasada, después de que la NASA publicara sus propias mediciones climáticas récord. Hace un mes —tras la publicación de los datos de febrero— Schmidt escribió, simplemente, “Guau”.
Desde 1980, el mundo ha registrado un nuevo récord anual de temperatura aproximadamente cada tres años, y 15 de los 16 años más calurosos jamás registrados han ocurrido en el siglo XXI.
El siguiente gráfico muestra el calentamiento del clima de la Tierra, calculado por tierra y mar, desde el año 1880.
Los datos de marzo muestran el invierno más caluroso a nivel mundial jamás registrado.
Los resultados de las agencias de monitoreo más importantes del mundo varían ligeramente, pero tanto la NASA, como la NOAA y la Agencia Meteorológica de Japón concuerdan en que el 2016 no tiene precedentes en el registro climático moderno.
El calor más extremo devastó el Ártico, donde los niveles de hielo en invierno anotaron la cifra más baja de la historia para esta época del año.
En Groenlandia, el hielo se derritió tan rápido que los científicos pensaron en un principio que sus cálculos podrían estar equivocados.
Sin lugar a dudas, parte de esto es resultado del monstruoso fenómeno meteorológico de El Niño que persiste en el Océano Pacífico. Sin embargo, la tendencia general es clara: Vivimos en un planeta que se está calentando rápidamente, sin un final a la vista.
Desde 1980, el mundo ha establecido un nuevo récord anual de temperatura cada tres años aproximadamente, y 15 de los 16 años más calurosos jamás registrados pertenecen al siglo XXI.
Ahora, el invierno más caluroso del que se tiene registro se está transformando en la primavera más calurosa —el comienzo de algo nefastamente nuevo.