Técnicos informáticos dejan San Francisco por rentas de $4.500
Enviar

 Cuando David Nichols, ejecutivo de una compañía de software de automatización, y su esposa se preparaban para formar una familia el año pasado, él notó que la renta de su oficina de San Francisco subiría un 50%. Entonces tomó sus cosas y se mudó a Portland, Oregón.
El auge de los empleos en el sector de tecnología que transformó a San Francisco en uno de los lugares más caros para vivir en Estados Unidos está empezando a disminuir, ya que la ciudad se está volviendo demasiado costosa para los trabajadores.


Esto hizo que algunas empresas abrieran oficinas en lugares como Seattle, Portland y Los Ángeles para atraer la demanda de ingenieros informáticos que deseen una calidad de vida similar a un menor precio.
“Cuando buscas en otro lugar, el costo de vida es totalmente diferente”, dijo Nichols, de 34 años y máximo responsable ejecutivo de Automation Resources Group.
La pareja espera a una hija este mes. “Compramos una hermosa casa estilo Craftsman en un barrio formidable y esto simplemente no habría sido posible en San Francisco”.
La cuarta ciudad más grande de California se ha transformado en la meca para nuevas empresas de tecnología y redes sociales que alberga a Twitter, Uber y Airbnb.
Sus trabajadores altamente remunerados llenan la ciudad de más de 800 mil habitantes, elevando los precios de las viviendas a niveles fuera de alcance, incluso para personas con salarios de seis cifras.
El valor mediano de una propiedad en San Francisco llegaba a $1,1 millones y el alquiler mediano alcanzaba los $4.547 en febrero, el más alto entre las 50 ciudades más grandes de Estados Unidos, según datos de Zillow.
“Notamos cada vez más reubicaciones fuera de San Francisco”, dijo Mehul Patel, máximo responsable ejecutivo de Hired, una nueva empresa de San Francisco que conecta a personas que buscan empleo con empresarios. “Si realmente consideras el costo de vida, hay muchos lugares mejores para vivir”.
Durante el año pasado se registró un flujo constante de trabajadores que se mudaron de San Francisco a Seattle, Denver, Austin y el área de Los Ángeles, dijo Patel. Muchos trabajadores del sector de tecnología comenzaron en San Francisco a aumentar sus salarios y a establecerse antes de trasladarse a mercados más asequibles, agregó.
“Se transformaron en centros tecnológicos por derecho propio de una manera que entre tres o cinco años atrás no habrían podido”, dijo. “Allá tienen un costo de vida menor, una mejor calidad de vida y un gran ecosistema tecnológico”.
El empleo en el sector tecnológico, que incluye a empresas de Internet, creación de programas informáticos y almacenamiento de datos, creció un 5% en San Francisco en el período de doce meses que concluyó en febrero, por debajo del 10,3% de incremento anotado el año anterior, según datos de la Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos.
En mercados más pequeños, el crecimiento del empleo se está acelerando: 7,6% en Portland, 7,8% en Seattle y 4,6% en Los Ángeles, según los datos.
Los precios de las viviendas en estas ciudades valen por lo menos la mitad de lo que cuestan en San Francisco.


Ver comentarios