Foto 1
Enviar

La movida del Banco Central para aumentar las tasas de interés en colones pareciera dar resultado, ya que estas han subido de forma considerable en las últimas tres semanas.
Esto traerá nuevamente el premio por invertir en colones, algo que el Central quiere para manejar las presiones al alza en el tipo de cambio, que le estaban empujando hacia arriba la inflación.
Por otro lado, existen claros perdedores por estas acciones (ver recuadro), y los ganadores son principalmente los más necesitados al tener un control sobre el indicador de precios al consumidor.

Suben rápido las tasas de interés en colones

Más rápido de lo que se esperaba, las tasas de interés en colones suben, tanto las que se otorgan en los depósitos de los ahorrantes, como las que se cobran a los deudores de créditos.
Esto se debe principalmente a la falta de liquidez en colones, una mayor demanda y competencia por los recursos, y el cambio en las expectativas de los agentes económicos respecto a la economía, luego de los anuncios del Banco Central de las últimas semanas.
Las movidas que ha realizado el Banco Central durante todo este año pareciera que empiezan a dar resultados para subir las tasas de interés.
Por un lado, la Tasa Básica Pasiva (TBP) ya está 1,25 puntos porcentuales por encima de su nivel a inicios del año, al 5,70% y se esperan más subidas; su punto más alto de los últimos tres años fue del 7,25% (ver gráfico).
Esta referencia de las tasas que se cobran en los créditos en colones sube rápido pues los cuatro tipos de intermediarios financieros incluidos en el cálculo de la TPB, reaccionaron de inmediato al ajuste de las captaciones de Central Directo, con lo que el promedio simple de los componentes de la TBP subió, indica el economista y analista financiero Gerardo Corrales.
Por otro lado están los cinco incrementos este año en la Tasa de Política Monetaria (overnight rate), que es la que aplica el Banco Central en sus operaciones en el mercado integrado de liquidez, donde las entidades financieras negocian recursos.
Esta tasa se estuvo utilizando más un punto para préstamos y menos un punto para depósitos, pero esto cambió en el Mercado Integrado de Liquidez (MIL).
Desde mayo incrementó sus tasas de depósitos y créditos, por lo que podría esperarse un aumento de la TPM en las próximas decisiones del Central (ver gráfico).
Con esta alza, las tasas de más corto plazo de la curva se ven con presiones al alza.
Asimismo, el alza en las tasas de captación de Central Directo ya ha generado que los bancos suban sus tasas de captación de recursos en especial a seis meses y 12 meses, lo que afecta directamente el cálculo de la TBP.
Habrá que esperar a la presentación de la Revisión del Programa Macroeconómico de finales de este mes, para ver otras sorpresas por parte del BCCR.

¿Vale la pena sostener la inflación?

La respuesta en lo teórico sería que sí, ya que es claro que la inflación es el objetivo número uno del Banco Central y su ley así lo hace ver, y esta se halla controlada.
Esto es bueno de alguna manera, ya que beneficia a los quintiles más bajos, que se verían directamente afectados por un incremento en el índice de precios.
Esta semana conoceremos el indicador del mes pasado; a mayo la inflación todavía estaba por debajo del rango meta (2-4) en un 0,92% acumulado y del 1,67% interanual (ver gráfico).
El accionar del Banco Central le traerá números positivos en su objetivo de mantener la inflación baja, pero negativos respecto al crecimiento económico, que podría verse afectado por una falta de demanda.
El mantener la inflación baja, le cuesta al país tener una tasa de interés en colones con presiones al alza, y con esto ocasionar problemas considerables en cuanto al crecimiento de los intereses de la deuda que financian el déficit fiscal.
Asimismo, un aumento en los intereses de los créditos en colones, lo que podría significar una desaceleración en la colocación de préstamos, algo que afectará la producción y economía en general.
También, pérdidas por más de $1.500 millones en los últimos dos años en las reservas internacionales por la defensa de la devaluación del colón que al darse generaría presiones de inflación.

¿Cómo medir si lo que se hizo valió la pena?

La mejor forma de medirlo es ver los beneficios de tener una baja inflación, contra los que significaría tener mejor crecimiento económico.
Solo el futuro nos lo dirá, indican varios expertos, ya que en este momento es muy difícil tener una medición, pues se está en un proceso de estabilización de la economía a consecuencia de un efecto burbuja o presión por cambio en expectativas de agentes económicos.


Perdedores de las movidas del Central

Se podría decir que somos todos, ya que existen muchos desajustes en la economía por el alto déficit y la deuda que lo financia.

  • TODOS Con el alza en las tasas de interés en colones se incrementa la porción de la deuda que está en tasas variables o indexada a la TBP, asimismo se deberán realizar las nuevas colocaciones de deuda a una mayor proporción, encareciendo tanto la deuda, como el déficit por los intereses de más que se deben pagar.
  • PENSIONES Las carteras de pensiones podrían estar perdiendo valor ya que, al subir las tasas de interés, los precios de los bonos caen con lo que se verían afectados los rendimientos para sus agremiados.
  • DEUDAS EN COLONES Aquellos que se encuentren en la porción variable de su crédito se verán afectados por la subida y deberán pagar más en su crédito. Solo en este pago del mes de junio, la TBP aumentó en 1,15 puntos porcentuales con respecto al mes pasado.

Así lo ven

Esta es la opinión de varios expertos respecto al accionar del Banco Central y lo que podremos ver de la economía y las tasas de interés en lo que resta del año.

Gerardo Corrales
Economista
Independiente

Por el déficit todos nos vemos afectados

En este momento es difícil tener una medición, pues se está en un proceso de estabilización de la economía a consecuencia de un efecto burbuja o presión por cambio en las expectativas de agentes económicos ante la reducción del premio por ahorrar en colones. Hay que esperar más tiempo para ver cómo se acomoda la economía.
Hasta dónde van a subir las tasas de interés va a depender de la liquidez, la competencia, el mercado y los distintos participantes. Ya algunos bancos están subiendo sus tasas de interés pasivas como reacción al aumento sugerido por Central Directo. Hasta dónde lleguen a subir, depende de cómo se acomoden las expectativas de los oferentes y demandantes de dinero en la economía
No creo que se esté favoreciendo a uno u otro, lo cierto es que en la economía hay desequilibrios o inestabilidad que obligó al Banco Central a actuar con repercusiones en el tipo de cambio, tasas de interés en colones y dólares afectando los diferentes participantes.
Si bien se manifestó en una presión de tipo de cambio a fines de mayo, lo cierto es que la economía viene con un problema estructural de déficit fiscal alto y endeudamiento del sector público alto, y al no ajustar por la vía de impuestos o gastos, la economía busca el reacomodo por otros medios afectando al resto de participantes, pagando el precio del ajuste por medio de la variación en los macroprecios.
Hay un impacto directo en el costo del déficit por las altas tasas de interés y mayor tipo de cambio. Con el tiempo, al reducirse la actividad económica, también habrá un ajuste hacia menor recaudación fiscal.
El tema es de expectativas, el Central retrasó su actuación, el tipo de cambio subió muy rápido, eso generó expectativas mayores de depreciación, los premios por ahorrar en colones se volvieron muy negativos y ahora el ajuste de las tasas en colones tiene que ser alto, rápido y creíble, para que el mercado se vuelva a nivelar, pero no hay almuerzo gratis, esto trae costos aparejados para los diferentes agentes económicos.

Rebeca Gamboa
Economista
Ecoanálisis

Banco Central tuvo que actuar antes

La raíz del problema en términos generales viene desde 2015, cuando a causa de un crecimiento bajo del PIB, una inflación baja, así como estable y la existencia de una brecha del producto, el BCCR decide implementar una política monetaria laxa, por lo que comienza a bajar su TPM hasta mantenerla en un nivel del 1,75 durante todo 2016.
Pero luego, cuando se comenzó a crecer a un mejor ritmo, no se hicieron los ajustes necesarios en la TPM, influyendo con ello en que el premio por ahorrar en colones siguiera en niveles bajos, por lo que las personas decidieron comenzar a ahorrar en dólares.
Este acontecimiento hizo que se produjera una mayor demanda en dólares, que elevó las presiones sobre el tipo de cambio y el BCCR comenzó a intervenir con sus reservas.
Tomando esto en consideración, se observa que el BCCR tuvo que haber hecho algo antes y no esperar hasta principios de abril para subir su TPM.
Ahora, lo que anda buscando con este aumento es mantener la inflación baja y que se presente un aumento en el premio por invertir en colones y de esta forma también disminuir un poco las presiones sobre el tipo de cambio.
Ahora bien, un aumento en la TPM va a influir sobre las tasas que otorgan los intermediarios financieros, las cuales subirán dependiendo de la oferta y demanda de los recursos; hasta qué punto, no lo sé; pero hay que tomar en consideración que los niveles de liquidez son bajos, debido a la venta de dólares y a la no interacción del BCCR inyectando en el MIL, lo que puede llevar a decir que las tasas no deben de subir en exceso.
En el caso de una subida de las tasas de interés en colones, ciertamente se beneficiarán los deudores en dólares que ganen en colones; quienes tengan deudas en colones tendrán que pagar niveles mayores de intereses, pero es importante tomar en consideración que el 40% del crédito total se encuentra en moneda extranjera y tiene implícito el riesgo de tipo de cambio.

Douglas Montero
Director
Aldesa Fondos de Inversión


Inflación baja con afectación al costo de la deuda

Los bancos centrales siempre son criticados; si hacen, que porque hicieron eso; y si no hacen, que porque no hacen nada, recordemos la Fed en la crisis de 2008.
En Costa Rica siempre ha habido un premio por invertir en colones, es lógico, el riesgo del colón es mayor que el del dólar; por lo tanto, es de esperar que las tasas suban hasta que ese premio se ubique donde el inversionista sienta que le compensa el riesgo.
No sentimos que se esté beneficiando al deudor en dólares, este tendrá los ajustes por la subida internacional en tasas, su deuda no está indexada a una tasa local, y si es por el tema del tipo de cambio, ante un ajuste que no tenga que ver con la parte fundamental de la economía, es importante que el BCCR modere las expectativas de los agentes económicos, ya que si no, quedamos expuestos a un ataque especulativo.
El BCCR tiene el sistema de metas de inflación, más bien al subir tasas de interés, lo que busca es que la inflación se modere y no que suba. La subida de tasas no genera inflación.
Eso ya tiene que estar contemplado dentro de la estrategia del BCCR, el crecimiento económico no necesariamente se va a detener por la subida en tasas; tal como lo menciona arriba, los créditos en dólares siguen dándose, el gasto vía tarjeta de crédito sigue y no necesariamente la economía va a dejar de crecer; lo que sí se va a afectar es el costo de la deuda.

Melvin Garita
Economista
Independiente

Este tipo de movimientos genera perdedores y ganadores innecesariamente

El Banco Central está copiando al carbón la mayoría de las críticas que se encuentran en los libros de política monetaria, críticas que señalan que el accionar de los Bancos Central por lo general es tardío y lleno de rezagos, aspectos que los hacen generadores de inestabilidad, todo lo contrario a su razón de existir.
Al subir las tasas de interés en la magnitud que lo ha hecho, el Banco Central de Costa Rica está aceptando que las tasas de interés que promovió durante todo el 2016 y parte del 2017 no contemplaban los factores y niveles mínimos para asegurar la estabilidad del mercado de fondos prestables en Costa Rica.
Este tipo de movimientos genera perdedores y ganadores innecesariamente, personas y empresas que se resultaron afectadas en sus actividades no por realizarlas de una manera descuidada, sino por la negligencia monetaria venida desde el BCCR.
Estos aumentos de tasas han sido de una magnitud tal que podrían generar una nueva caída en la inflación, producto de una menor demanda de bienes y servicios por parte de las personas y empresas.
La inflación baja, producto de políticas monetarias consecuentes con la estabilidad de la moneda, permite que las personas y las empresas realicen mejor sus cálculos, mejora el cálculo económico, además, potencia de una manera sostenible que otros proyectos de inversión sean viables.
La estabilidad monetaria, junto con la estabilidad fiscal, son aspectos base de los cuales parte la competitividad de un país.
La TBP aumentó de la forma que lo ha hecho debido a que el BCCR ha aplanado la curva soberana, de hecho, los movimientos de tasas de interés que ha promovido el Central han sido de esa magnitud debido a que con el manoseo metodológico que le hizo a la TBP no le quedó más que impulsar una curva soberana plana.
Esto definitivamente le dificultará el trabajo al Ministerio de Hacienda, ya que, al aplanarse la curva, le será más caro poner colocar deuda en el largo plazo. Podríamos empezar a ver que el Gobierno se vea obligado a captar a corto plazo producto de los violentos movimientos de tasas de interés propiciados por el Central.
El BCCR debería considerar derogar el último cambio metodológico a la TBP, esto le permitiría normalizar las tasas de interés del cortísimo y corto plazo, de no realizarlo, seguirá expuesto a la necesidad de realizar movimientos violentos de tasas de interés, sean para arriba o para abajo, cuando quiera afectar el costo del dinero en Costa Rica. Hoy el BCCR está sufriendo los embates de un cambio metodológico que nunca tuvo ni tendrá justificación técnica.

Mauricio Hernández
Gerente Prival Advisory and Strategy
Prival Bank

Acciones del Banco Central benefician a los deudores en dólares mientras se afecta los de colones

Consideramos que de parte del Banco Central de Costa Rica (BCCR) no se darán mayores incrementos en tasas de interés porque ya la entidad logró su objetivo de estabilizar el tipo de cambio así como de transmitir el ajuste de la tasa de política monetaria (TPM) y tasas en Central Directo (CD) hacia otras tasas de interés de mercado, como lo evidencia la tasa básica pasiva TBP) y captaciones de Bancos comerciales públicos y privados en mercado primario de Bolsa.
Sí se podrían presentar mayores ajustes en bonos en colones y captaciones de bancos de acuerdo a necesidades de liquidez de Ministerio de Hacienda y bancos estatales.
También va a depender de renovaciones y colocaciones de las operadoras de pensiones (OPC) así como de composición de cartera por moneda.
Las OPC deberían volver a inversiones a colones y sostener los precios de los bonos en moneda local así como los rendimientos. También las OPC deberían ser quienes fondeen a los bancos al renovar sus inversiones en CDPs y sostener las tasas de interés, pero en estos momentos así no se percibe y por el contrario las tasas de captación de bancos siguen subiendo.
Otros actores, como el Banco Popular, podrían presionar las tasas, esto mientras recauda cerca de 115 mil millones de colones que requiere para la devolución del Fondo de Capitalización laboral a mediados de julio.
Las acciones del Banco Central benefician a los deudores en dólares mientras se afecta los de colones.  El discurso y la política del BCCR es incongruente con lo señalado a finales 2016 e inicios 2017, en ese periodo el Banco Central motivaba a los deudores no generadores de dólares a endeudarse en moneda local, sin embargo recientemente, con los efectos de su política en la TBP cambia este planteamiento. Es necesario que el BCCR publique de manera pronta la revisión del Programa Macroeconómico (PM) para tener mayor claridad al respecto. De igual forma, una importante pieza informativa lo es el Plan de Colocación de Deuda tanto del BCCR como del Ministerio de Hacienda; pero entendemos que su publicación se retrasará.
En materia inflacionaria el mismo BCCR ha señalado en sus comentarios sobre la economía local que no hay presiones en los agregados monetarios, surge entonces otra duda de porque el BCCR mantiene una política de tasas de interés tan agresiva esto parece más un tema de control tipo de cambio y no de presiones sobre inflación.
No vemos que el aumento de las tasas de interés afecte a la inflación. Mantenemos nuestra postura de inflación dentro del rango meta del BCCR del 3%-5%, nuevamente la revisión del Programa Macroeconómico debería aclarar expectativa y definición del objetivo de inflación. La inflación será afectada mucho más por el reciente comportamiento del tipo de cambio.
El déficit fiscal sigue siendo el desequilibrio estructural grave de la economía. Las medidas del BCCR en cuanto tasas de interés sin duda afectarán el flujo de caja de Hacienda, el BCCR lanza presión al Gobierno así como a la economía en general cuando los datos del Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE) apenas empiezan a evidenciar un alza en la actividad económica o un levante del ciclo económico. La proyección del crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) en la revisión del Programa Macroeconómico nos aclarará si el BCCR no olvidó el crecimiento económico en su ecuación.
El reciente movimiento de la Tasa básica pasiva obedece a las presiones del propio BCCR con su incremento en tasas de Central Directo lo que afectó las captaciones de los bancos comerciales.
El costo promedio de la liquidez en la sesión del MIL arranca el 2017 en 2% y al cierre junio 2017 ya estaba cercano al 5,75%, esto refleja las necesidades de bancos al cierre junio. Así mismo como se señaló anteriormente hay captaciones en Bolsa de bancos a tasas de interés más altas.

Hernán Varela
Gerente de Administración de Portafolios de Banca Patrimonial
Banco LAFISE

Banco Central no tiene una meta de crecimiento


Quizás para analizar este punto es importante ver el objetivo del BCCR, desde la implementación de las bandas cambiarias el objetivo iba a ser “moverse” hacia un modelo de metas de inflación, es decir, que ese va a ser su único norte. Para esto el tipo de cambio debe de ser libre porque intervenciones en el mercado cambiario aumentan o disminuyen la cantidad de dinero que hay en la economía que a largo plazo es el principal motor detrás de la inflación. Para esto la entidad necesita fortalecer sus instrumentos para poder influenciar sobre la política económica, uno de estos siendo la tasa de política monetaria, tal y como sucede en bancos centrales desarrollados donde, hasta antes de la crisis, esa era su única herramienta para controlar la inflación. De esta forma si la economía se estaba “calentando” subían tasas lo que baja el consumo y por eso la inflación no se disparaba, caso contrario en recesiones bajan tasas para incentivar el consumo y así la inflación subía.
Tomando en cuenta esto, el BCCR necesita que su herramienta (tasa de política monetaria) tenga impacto sobre el país, por lo que una economía muy dolarizada o más dolarizada de lo que esta se vuelve inmune a las medidas que la entidad adopte. De esta forma una devaluación como la de mayo, que envió a los costarricenses a dolarizar sus ahorros va en la dirección contraria a lo que la entidad monetaria necesita. 
Viéndolo desde este punto de vista la entidad desea alcanzar el punto donde la economía este menos dolarizada y sus medidas sean efectivas para controlar la inflación que impacta a todos los costarricenses. Dicho esto, las medidas, como señalas sí tienen un costo para una parte de la población; la subida en las tasas en colones y demás. 
El alza en las tasas de interés no sube la inflación, más bien la dirección es la contraria, una subida en la inflación aumenta las tasas de interés. Esto porque las personas toman en cuenta los rendimientos reales, es decir, excluyendo inflación.  Si la inflación es alta cuando renuevo el CDP pido más tasa, eso piensa la gente.
Tasas de interés más altas, como se señala en la pregunta 1:3 si puede ajustar la inflación.  Mayores tasas hacen que las personas esperen antes de optar por créditos o que las empresas posterguen inversiones, lo que enfría el consumo y la economía y así la inflación. El Banco Central no tiene una meta de crecimiento, como si la tiene por ejemplo la Reserva Federal que busca estabilidad de precios y bajo desempleo. Acá la idea es solo tener de meta la inflación.
No obstante, es correcto lo que señalan de que un crecimiento más modesto afecta los ingresos del gobierno. Otro punto importante es que los últimos ajustes salariales se han hecho con inflaciones bajas, los futuros se harán con números más altos lo que también afectara las finanzas del gobierno.
Este es un punto importante porque refleja que el problema de fondo es el déficit fiscal tan elevado, en los últimos años factores internos y externos le han permitido al país sortear la falta de acción, pero estos espacios de “escape” se van acabando y vemos ahora impactando la confianza de los costarricenses en el colón.
La nueva metodología utiliza todos los plazos, por lo que las entidades no podrían incidir sobre un rango de tiempo en específico que impactara el movimiento de la tasa básica pasiva, que era una preocupación del BCCR. De esta forma se podría concluir que la subida de tasas es general –en la curva-, al analizar los componentes se aprecia un incremento de 174 puntos base en los bancos públicos y de 94 puntos base en los privados.
La devaluación generó una dolarización de las carteras de los costarricenses, esto redujo los depósitos en colones y aumento los denominados en dólares; por otro lado la demanda de crédito es más dinámica en colones (por el miedo a la devaluación), de esta forma el sistema financiero se encuentra en un escenario de demanda por crédito en colones y menos depósitos en esa moneda. Adicionalmente las intervenciones en Monex (ventas de dólares) han estado sacando colones de circulación, es decir, bajando la disposición de colones en la economía. También ha influido la competencia de Central Directo que señalan en la pregunta.
El comportamiento en el MIL es un resultado de esta menor disposición de colones. 
 

Ver comentarios