Logo La República

Martes, 18 de diciembre de 2018



FORO DE LECTORES


Su empresa y la OCDE

| Lunes 21 marzo, 2016


 Costa Rica tiene el reto de obtener pase pleno a la OCDE, y es responsabilidad de todos los sectores promover el desarrollo sostenible del país

Su empresa y la OCDE

La reciente visita de José Ángel Gurría, secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) a Costa Rica, en el marco del fortalecimiento de las relaciones con el país, ha resaltado las reflexiones sobre las características que tenemos y aquellas que nos faltan para ingresar como miembro pleno al llamado club de los países ricos.
Ser parte de la agenda del jerarca, de una u otra forma, refleja el reconocimiento del organismo a un país que se ha destacado regionalmente en lo económico, social y ambiental, además de la larga trayectoria democrática. Sin embargo, tal como lo señaló Gurría, tenemos serios desafíos, especialmente en materia de finanzas públicas. Así, es necesario que los esfuerzos para lograr la anhelada incorporación sean parte de un proyecto país que represente una serie de mejoras en la agenda de desarrollo.
Bajo esta tesitura, es preciso señalar que estos esfuerzos no se limitan a la iniciativa gubernamental, sino que la colectividad debe también responder al llamado. Por ello, la acción corporativa es crucial y ha sido una de las preocupaciones de la OCDE. Las empresas deben procurar mantener una política corporativa acorde con los lineamientos de derecho internacional, contribuyendo al desarrollo de los países y evitando así contingencias legales.
Desde inicios de siglo, los países de la OCDE impulsan las Líneas Directrices para Empresas Multinacionales, uno de los instrumentos internacionales con recomendaciones dirigidas a promover un comportamiento responsable de las corporaciones, fortalecer las bases de confianza mutua entre estas y las sociedades en que operan, mejorar el clima para la inversión extranjera y contribuir a incrementar los aportes positivos de las empresas en los países. El contexto global ha generado que hoy dicho mecanismo contemple recomendaciones en materia de derechos humanos, derechos laborales, lucha contra la corrupción, consumidor, competencia, cuestiones tributarias y propiedad intelectual.
La OCDE ha reconocido que las empresas son desafiadas por una competencia intensa y, en especial, las empresas multinacionales, se enfrentan a una gran variedad de marcos normativos. Es en este contexto que las empresas podrían verse tentadas a descuidar normas y principios de conducta adecuados, con el fin de obtener una ventaja competitiva indebida. Estamos en presencia de una serie de políticas corporativas internacionales que, aunque muchas de ellas no son vinculantes, representan una guía esencial que el empresariado debe tomar en consideración y sobre lo cual es importante asesorarse, sean multinacionales o empresas de menores dimensiones.
Costa Rica tiene el reto de obtener pase pleno a la OCDE, y es responsabilidad de todos los sectores promover el desarrollo sostenible del país, el cual mejora considerablemente cuando el comercio y la inversión se desarrollan en un contexto de mercados abiertos, competitivos y adecuadamente regulados.
 

Diego Piedra
Nassar Abogados