Logo La República

Domingo, 18 de noviembre de 2018



BLOOMBERG


Stiglitz: es muy pronto para interrumpir estímulo

Bloomberg | Martes 28 mayo, 2013

La economía aún no ha vuelto a la normalidad, dijo Joseph Stiglitz. BLOOMBERG/LA REPUBLICA


Las conjeturas sobre el ritmo de la recuperación estadounidense llegan en momentos en que se está produciendo una desaceleración en China, la segunda mayor economía del mundo


Stiglitz: es muy pronto para interrumpir estímulo 

El economista galardonado con un premio Nobel Joseph Stiglitz dijo que sería prematuro que la Reserva Federal de los Estados Unidos redujera el estímulo monetario aun cuando hay pocas pruebas de que este haya ayudado a la mayor economía del mundo.
“Es el único estímulo”, dijo el 25 de mayo el profesor de la Universidad de Columbia en una entrevista en el Foro Económico Mundial en Jordania. “Es evidente que la economía no ha vuelto a la normalidad y aceptar esto como la nueva normalidad sería un gran error”.
Las acciones estadounidenses y los bonos del Tesoro cayeron por cuarta semana, la baja más larga desde agosto, luego de que el presidente Ben S. Bernanke dijera que la Fed podría reducir el ritmo de las compras de activos si los funcionarios observan indicios de crecimiento sostenido.
Las órdenes de compra de bienes durables aumentaron más de lo pronosticado en abril, indicando que la economía recibirá un impulso en la segunda mitad del año.
La economía estadounidense “todavía se encuentra en la fase de recuperación, de modo que mantener el impulso del crecimiento sigue siendo lo principal” aun después del fuerte crecimiento registrado en los últimos meses, declaró el subdirector gerente del Fondo Monetario Internacional Zhu Min en una entrevista
en Jordania.
Este año, el crecimiento podría desacelerarse de 2,2% en 2012 a 2% antes de registrar un 2,7% en 2014, el ritmo más veloz desde 2006, según la mediana de estimaciones de 83 economistas consultados por Bloomberg.
El presidente del Banco de la Reserva Federal de Nueva York William C. Dudley manifestó que los funcionarios en tres o cuatro meses sabrán si la economía está lo suficientemente sana para superar los recortes del presupuesto federal y permitir que el banco central comience a reducir un estímulo récord.
Lo que dificulta el debate sobre el estímulo de la Fed es que “las pruebas de que dio un gran estímulo a la economía son muy débiles”, explicó Stiglitz, ex economista jefe del Banco Mundial. “Puede haber contribuido a que se formaran burbujas de precios de activos, puede haber contribuido un poquito a que el dólar esté más débil, lo que es beneficioso para las exportaciones estadounidenses”.
Las conjeturas sobre el ritmo de la recuperación estadounidense llegan en momentos en que se está produciendo una desaceleración en China, la segunda mayor economía del mundo, en tanto las autoridades buscan poner el acento en la calidad de la expansión y la urbanización para fomentar la demanda interna.
El producto interno bruto creció 7,8% el año pasado frente a un 9,3% en 2011.
El presidente de China Xi Jinping mostró tolerancia respecto de una expansión más lenta para evitar la degradación del medio ambiente en tanto los funcionarios delinearon planes para que el sector privado asuma un papel más importante en impulsar el crecimiento.
“Una desaceleración en la economía china no necesariamente es una mala noticia”, declaró Zhu, ex vicegobernador del Banco Popular de China. “Hay que trasladar el modelo de crecimiento de una mayor inversión en exportaciones al consumo interno. Es muy bueno que el gobierno no esté haciendo excesivo hincapié en la tasa de crecimiento”.

Bloomberg