Enviar
Soñado es poco

El “dream team” debutó barriendo y Argentina, cayendo

Susana Ruiz y EFE
[email protected]

Mientras la selección de Estados Unidos inició con una victoria sobre China, el anfitrión, 101 a 70, en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, el actual monarca, Argentina empezó cuesta arriba la defensa de su título al caer 79 a 75 ante Lituania.
Kobe Bryant, una má
quina de hacer puntos, una vez más hizo de las suyas, y con su trabajo llevó a su selección al triunfo, frente al ídolo local, Yao Ming, que no pudo hacer nada para evitar la caída en casa. Claro, por ahora, los estadounidenses están lejos del equipo soñado que conquistó el oro en las Olimpiadas de Barcelona 92.
“Hemos vivido con gran expectación el debut y de hecho no pudimos dormir la noche anterior al estar ansiosos por llegar al c
ampo y comenzar a jugar”, comentó Dwyane Wade, el escolta de los Heat de Miami, que logró 19 puntos para ser el máximo encestador del equipo de Estados Unidos.
Por su parte, LeBron James, el alero estrella de los Cavaliers de Cleveland, agregó “es lo más grande y eso te presiona para intentar hacer mejor las cosas. Ellos nos cercaron en la segunda mitad y nuestra defensa respondió”.
La alegría estadounidense contrasta con la tristeza argentina, que perdió 79 a 75 con Lituania. Las faltas personales, sobre todo en el tercer cuarto, la precipitación en el juego de ataque y la buena labor de los bálticos fueron un quebradero de cabeza para el equipo de Sergio Hernández, que en ese periodo terminó seis puntos por detrás del que dirige Ramunas Butautas. Luego remontó cuando se encontraba contra las cuerdas (65-53) y, posteriormente, cayó fulminado cuando acariciaba la salvación.
“No sé cómo nos vamos a recuperar de esta derrota. Creo que sólo puedo contestar después de que juguemos el siguiente encuentro. Perder en el partido del debut es algo que a nosotros no nos había ocurrido nunca antes”, apuntó Emmanuel Ginobili.
Además, agregó “ Argentina no estuvo tan lista como debería. Tardamos mucho tiempo en entrar a jugar nuestro partido precisamente por eso, porque era nuestro debut, pero al margen de eso, mejoramos y llegamos a un final apretado”, añadió el jugador albiceleste, que también culpó de la derrota “a los errores defensivos, los triples lituanos y la falta de puntería desde la larga distancia”.
Y España venció por tercera vez consecutiva a Grecia, en esta oportunidad 81 a 66.
“Este equipo se basa mucho en la defensa. Aíto —García Reneses, el seleccionador— quiere que mantengamos una alta intensidad defensiva y ofensiva y eso es lo que hicimos en la segunda parte. Pudimos correr y anotar con más facilidad que en el primer tiempo, tomamos una buena ventaja y ganamos, pero es sólo un partido de grupo”, dijo Pau Gasol, que anotó once puntos.
Ver comentarios