Enviar
Precandidatos rojiamarillos discrepan del fundador
Solís quiere restringir deuda política del PAC

Fundador del partido, Ottón Solís, apoya límite al considerar que “debemos marcar diferencia de la política tradicional”

“Solo los ríos no se devuelven”. Ese refrán podría servir para referirse al Partido Acción Ciudadana (PAC) y la deuda política.
Esto, porque varias ponencias que buscan limitar nuevamente el acceso del PAC a la contribución estatal serán presentadas durante el segundo congreso ideológico de los rojiamarillos que iniciará este fin de semana.
Como es de esperar en relación con este tema, las posiciones encontradas volverán a encender el debate.
Mantener las reglas actuales y permitir que el partido acceda a la totalidad del dinero al que tenga derecho como parte de la contribución estatal, es la tesis que defienden algunos de los precandidatos del PAC.
Mientras que evitar el despilfarro de los recursos públicos y “marcar diferencia de la política tradicional”, es la posición de algunos dirigentes como Ottón Solís, fundador y líder del partido, quienes se oponen a utilizar todo el dinero de la contribución estatal.
“Yo respeto la opinión de todos, pero me parece que un partido que se plantea hacer un cambio de la política tradicional, no puede decir que se rige por las leyes hechas por la política tradicional. Nosotros nos regimos por nuestros propios límites”, explica Solís.
El cobro de la totalidad de la deuda política es una “quimera”, añade Solís, quien indica que es imposible facturar todos los gastos de campaña y por eso, los partidos acuden a colocar bonos, lo cual se puede prestar para la realización de ciertos “trucos” con tal de cobrar toda la deuda política.
El Código Electoral permite la contribución estatal a las agrupaciones que logren obtener diputados o al menos un 4% de los votos válidos para presidente de la República. El límite de la deuda es del 0,19% de la producción nacional del año trasanterior a las elecciones.
En las primeras dos contiendas electorales en las que participó el PAC bajo la guía de Solís como candidato presidencial, el partido se autoimpuso un límite del 0,12% de la producción nacional.
Debido a esta limitación, algunos de los asambleístas del partido consideraron que el PAC estaba en desventaja en relación con otros partidos y que por esta razón, no lograron ganar las elecciones nacionales. Para los comicios de 2010, el PAC varió sus propias reglas y accedió a la totalidad de la deuda.
“Ya lo hemos dicho en el pasado y ese es criterio de muchos partidarios, debemos abrirnos más y usar toda la contribución estatal, de lo contrario, estaremos en desventaja en relación con los otros partidos”, explica Claudio Monge, precandidato del PAC y actual diputado.
Un criterio similar expresa Luis Guillermo Solís, otro de los aspirantes a dirigir al PAC en una eventual contienda nacional, eso sí, manteniendo los principios fundamentales del PAC para evitar que se dé el “clientelismo”.
Como parte de la contribución estatal, el PAC cobró alrededor de ¢900 millones en las elecciones de 2010

Esteban Arrieta
[email protected]

Ver comentarios