Enviar
En 2010 el colón se apreció más de un 9% y cerró muy cercano al piso de la banda cambiaria
Siete factores subirían el dólar
Disminución en la entrada de capitales impulsaría alza de la divisa

¿Qué pasará con el tipo de cambio del dólar este año, subirá o se mantendrá en un nivel bajo?, es la interrogante que se hacen los empresarios de todos los sectores del país.
De momento el soporte que da el piso de la banda (¢500 por dólar) impide que la divisa baje más de ese nivel.
Este a su vez se encuentra respaldado por el programa de fortalecimiento de reservas monetarias que tiene el Banco Central, que también funciona como una intervención que evita que el dólar se reduzca aún más. Pero es probable que si el piso se moviera o eliminara, se produzca una sobreapreciación del tipo de cambio. Al cierre del año anterior se registró una apreciación del colón del 9,4% y en los primeros días del mes continúa presentando una apreciación interanual cercana al 9%.
Por otra parte, los analistas coinciden en que todavía no es momento de liberar las bandas cambiarias, ya que los efectos reales de una eventual sobreapreciación del colón serían muy sensibles en términos sociales: empleo y pobreza.
“Mientras que Estados Unidos siga con la política expansionista emitiendo gran cantidad de dólares y provocando la llamada guerra de divisas, Costa Rica no debe eliminar las bandas ya que el precio del dólar se bajaría más que el establecido en la banda inferior. Por lo tanto vemos lejano que este sistema se elimine al menos este año y nos atreveríamos a decir que no se cambiará en este gobierno”, comentó Jimmy Hernández, gerente general de Banco Cathay.
Desde mediados de enero el dólar está bajo, la referencia de Central y las ventanillas de los bancos lo ubican unos ¢9 por debajo del valor que tenía al iniciar el mes. En el mercado mayorista el tipo de cambio promedio de ayer se ubicó cercano a los ¢505.
Este año, siete factores podrían llevar al dólar al alza.

1. Amenaza de una recesión

Esta coyuntura podría motivar al Banco Central a utilizar la política monetaria para impulsar una mayor disminución en las tasas de interés en colones, lo que haría menos atractivo al país.

2. Pérdida de confianza en el colón

Este punto se daría por la crisis fiscal que vive el país (se cree que 2010 cerró con un déficit del 5,3% del producto interno bruto); además, una eventual aunque poco probable reactivación económica podría impulsar un resurgimiento de la demanda de crédito, lo que también influiría en un repunte de la divisa.

3. Disminución de la inversión

Una disminución marcada en la entrada neta de dólares, es otra de las opciones; esta ocurriría ya sea por un aumento importante en el nivel de importaciones o por una disminución en la inversión extranjera directa.

4. Más remesas

Una mayor demanda de dólares para el envío de remesas al exterior, influiría en un alza en el dólar, sin embargo esto dependerá de que la economía local se recupere.

5. Ahorros en dólares

Un marcado interés de los ciudadanos por tener ahorros en esta moneda, provocaría una mayor demanda de dólares en el sistema financiero.

6. Aumentar las reservas monetarias

El Banco Central podría ejercer presión en el tipo de cambio si aumenta el nivel de reservas monetarias (por medio de compras en el mercado mayorista), sin embargo, este factor es poco factible en grandes cantidades pues iría en contra de las metas de inflación que se ha impuesto.

7. Compras de materias primas

Cuando el país necesite importar materias primas (como el petróleo), el comportamiento del tipo de cambio tenderá a incrementar, mientras que bajaría cuando el gobierno precise cambiar dólares para hacer pagos en colones, o cuando el Central entre a comprar dólares.
Fuentes: Strategia Investment Advisors; Melvin Garita, director de análisis de Banco Lafise; Jimmy Hernández, gerente general de Banco Cathay

Angélica Zamora
[email protected]



Ver comentarios