Enviar
Firma realiza estudio para tomar una decisión en un plazo de dos meses
Shell evalúa vender sus operaciones en la región

• Compañías “similares” han mostrado interés de compra

Wilmer Murillo
[email protected]
Danny Canales
[email protected]

La compañía multinacional Shell inició un proceso de evaluación para determinar, a más tardar en dos meses, si mantiene intacta su operación en Centroamérica, incluida Costa Rica, o la vende parcialmente.
A partir de la próxima semana la empresa comenzará a analizar sobre el costo de sus activos que podrían alcanzar sus negocios en el istmo.
La firma Royal Dutch Shell ha recibido algunas expresiones de interés de varias compañías similares del negocio petrolero, las cuales “no fueron solicitadas”, dijo Daniel Arauz, gerente general de Shell para Costa Rica.
“No estamos a la venta”, aclaró Arauz, “pero se nos han acercado algunas compañías de la industria interesadas en comprar algunos de nuestros negocios en Centroamérica”.
Ante esas expresiones de interés es que la compañía considera responsable informar a sus accionistas, inversionistas y clientes, que ha iniciado un estudio y evaluación de las propuestas.
En esencia la firma evaluará a lo largo de la región si vale la pena continuar con su operación o si es mejor vender total o parcialmente su participación”, explicó Arauz.
En el estudio tomarán en cuenta aspectos financieros “para beneficio de los accionistas”.
Shell cuenta con alrededor 489 estaciones de servicio en Centroamérica y más de 200 empleados. En Costa Rica tiene 32 estaciones.
En el mundo, la holandesa Shell, con sede en La Haya, posee operaciones en más de 120 países y emplea a más de 100 mil personas.
Arauz especificó que los empleados ya fueron notificados y que las operaciones continuarán desarrollándose, por ahora, normalmente.
La evaluación es acorde con la estrategia de determinar en un plazo de 60 días, si al final “seguimos con la operación, venderla parcialmente, o vende algún negocio en particular”, explicó el gerente.
Shell no solo cuenta con estaciones de servicio o gasolineras en el istmo. Además posee negocios de abastecimiento a empresas industriales y comerciales, como es el caso de El Salvador y de asistencia a buques en Panamá.
Además de distribuir y vender combustibles, la compañía tiene inversiones en activos como tiendas de conveniencia y otro tipo de negocios.
El ejecutivo declinó de momento identificar los grupos que han lazando las ofertas para comprar Shell Centroamérica, pero dijo que “son del mismo giro de la compañía”.
“Son partes interesadas, son varias ofertas, de varios interesados que nos han contactado”, según explicó.
Sin embargo, añadió que una de las posibilidades es que si se opta por vender la marca podría continuar sin cambios, aunque dependerá de las condiciones del potencial comprador.
Por políticas de confidencialidad, aún no le comunican quién es el inversionista interesado
en hacerse de las operaciones de Shell en el istmo.
No obstante, la confirmación de las ofertas de compra, “la hacemos como parte de la transparencia que nos ha caracterizado tanto con los empleados, con los suplidores, concesionarios, el Gobierno y los clientes”, añadió Arauz.

De lo que se trata es de evitar especulaciones de los medios, dijo, al tiempo que informó que las operaciones continuarán desarrollándose normalmente, mientras se analizan las ofertas de compras y se toma una decisión final.
Royal Dutch Shell es un grupo mundial de empresas petroquímicas y de energía, que desarrolla negocios en las áreas de petróleo y gas; exploración y producción; fabricación, comercialización y transporte de productos petroleros y químicos; producción y comercialización de gas natural y licuado, así como proyectos de energía renovable.
Ver comentarios