Seúl advierte a Corea del Norte contra provocaciones
Moon Jae-in, presidente de Corea del Sur. Bloomberg/La República
Enviar

El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, advirtió a Corea del Norte que no utilice la nueva ronda de ejercicios militares anuales de su país con Estados Unidos como excusa para más provocaciones.

Los ejercicios “no pretenden en absoluto elevar las tensiones militares en la península de Corea, Corea del Norte nunca debería tergiversar nuestros esfuerzos por mantener la paz y usarlos para justificar una medida provocativa para empeorar la situación”, dijo Moon en una reunión del Gabinete.

Los ejercicios militares Ulchi-Freedom Guardian suelen ser condenados por Corea del Norte. Durante la realización de los del año pasado, Corea del Norte lanzó un misil balístico desde un submarino y puso a su ejército en estado de máxima alerta. La semana pasada, la Agencia Central de Noticias de Corea, un organismo estatal, los describió como “belicosidad temeraria” y advirtió que podrían desencadenar una guerra por accidente.

Las tensiones en la península parecen haber bajado desde fines de julio, cuando Pyongyang disparó su segundo misil balístico intercontinental en un mes. El presidente de EE.UU., Donald Trump, elogió al líder norcoreano, Kim Jong Un por esperar antes de lanzar misiles sobre Japón a las aguas cercanas a Guam. Anteriormente, Trump dijo que la fuerza militar era una opción para impedir que Kim adquiriese un misil balístico intercontinental capaz de llevar un arma nuclear hasta EE.UU.

China reiteró su pedido de que EE.UU. detuviese los ejercicios como parte de su propuesta de “suspensión por suspensión”, que también exigiría a Kim que congelase las pruebas nucleares y de misiles. EE.UU. la rechazó de plano.

“No creemos que los ejercicios conjuntos lleven a reducir las tensiones actuales e instamos a las partes relevantes a tomar en serio la propuesta de ‘suspensión por suspensión’”, dijo Hua Chunying, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de China, en una sesión informativa regular.

El ejercicio es una simulación por computadora de mando y control, dijo una portavoz de las Fuerzas Armadas de EE.UU. en Corea del Sur. Será de tamaño parecido al del año pasado, sin entrenamiento en el campo, agregó.

Participarán unos 17.500 miembros de los servicios estadounidenses, frente a 25 mil el año pasado. El secretario de Defensa, James Mattis, dijo que el número más bajo simplemente refleja una menor necesidad de personal y que no se disminuyó en respuesta a las tensiones con Corea del Norte.

Hua, de China, reconoció que habrá menos tropas, pero agregó que los ejercicios no ayudan a la situación.

El ejercicio militar conjunto “busca evaluar la preparación de civiles y militares para proteger vidas y la seguridad de nuestro pueblo, Corea del Norte debería reconocer que sus provocaciones constantes están generando un círculo vicioso de ejercicios defensivos conjuntos entre Corea del Sur y EE.UU.”, dijo Moon. 

Ver comentarios