Trump exige a Corea del Sur trato justo para autos de EE.UU.
Tras reunirse con Moon, Trump enfatizó que presionará para que se hagan cambios al acuerdo de libre comercio entre Estados Unidos y Corea del Sur.
Enviar

El presidente Donald Trump exigió que Corea del Sur ofrezca a los fabricantes de automóviles estadounidenses un trato justo para vender más automóviles en ese país y también dejen de exportar acero a precios inferiores al costo de fabricación durante conversaciones en la Casa Blanca con el recién elegido presidente, Moon Jae-in.

Tras reunirse con Moon, Trump enfatizó que presionará para que se hagan cambios al acuerdo de libre comercio entre Estados Unidos y Corea del Sur para reducir el déficit comercial de Estados Unidos con el país. Dijo a los periodistas que se sentía animado por "las garantías de Moon de que trabajará para crear un terreno de juego equitativo" para los exportadores estadounidenses.

Las tensiones con Corea del Norte también ocuparon un lugar prominente en las conversaciones, luego de que Trump señaló que presionaría para que se adopte una postura más dura tras la muerte del estudiante estadounidense Otto Warmbier tras su detención en Corea del Norte.

"La era de la paciencia estratégica con el régimen norcoreano ha fracasado y francamente esa paciencia ya se acabó, dijo Trump
Moon mencionó que los dos "tuvieron una conversación sincera y larga" en la que Trump "se presentó como un hombre decidido". Dijo que las amenazas de Corea del Norte recibirían una "respuesta severa" y advirtió al líder norcoreano Kim Jong-Un que "no debe en modo alguno subestimar el firme compromiso" en la alianza militar entre Estados Unidos y Corea del Sur.

El líder surcoreano no habló directamente de las quejas de Trump sobre el comercio. “El crecimiento económico y la creación de empleo serán promovidos para garantizar que nuestros pueblos disfruten de mayores beneficios mutuos a través de los esfuerzos colectivos que nos comprometimos a hacer", dijo Moon.

La presión de Trump sobre Corea del Sur por las exportaciones de acero llega en un momento en que la administración considera la posibilidad de adoptar medidas más amplias contra el acero fabricado en el extranjero. El Departamento de Comercio ha estado investigando si el acero importado amenaza la seguridad de EE.UU. según la Sección 232 de la Ley de Expansión Comercial.

El secretario de Comercio Wilbur Ross ha estado presionando para concluir esa investigación antes de finales de junio, pero un funcionario de la Casa Blanca dijo, que es poco probable que se complete para entonces. Una constatación de que las importaciones de acero constituyen un riesgo para la seguridad de EE.UU. podría provocar una acción de Trump para imponer aranceles, cuotas o una combinación de ambos.

El déficit de EE.UU. con Corea del Sur ascendió a $27.600 millones en 2016, según datos de la Oficina de Censos. Corea del Sur importó solo $1.600 millones en automóviles estadounidenses, y exportó $16.100 millones en automóviles a Estados Unidos ese año.

Ver comentarios