Secretario de Comercio británico visitará EE.UU. para explorar pacto
Se espera que Liam Fox mantenga discusiones con el representante de Comercio de Estados Unidos. Bloomberg/La República
Enviar

El secretario de Comercio británico, Liam Fox, se reunirá con su homólogo estadounidense en Washington en tanto el Reino Unido busca prepararse para un acuerdo comercial transatlántico lo antes posible después de salir de la Unión Europea.

Se espera que Fox mantenga discusiones con el representante de Comercio de Estados Unidos, Robert Lighthizer, y el secretario de Comercio, Wilbur Ross, antes de reunirse con miembros del Congreso. Luego viajará a México y a Texas en busca de socios comerciales pos-Brexit.

"Nuestra salida de la Unión Europea ofrece una oportunidad sin precedentes de remodelar nuestras ambiciones comerciales independientes y aprovechar la ya fuerte relación con nuestro mayor socio comercial: Estados Unidos, un grupo de trabajo conjunto se asegurará de que conozcamos los problemas del otro y encontremos áreas en las que podamos trabajar juntos para fortalecer los lazos comerciales y de inversión", dijo Fox en un correo electrónico.

El secretario de Relaciones Exteriores, Boris Johnson, que visitó Japón la semana pasada, estará en Nueva Zelanda y Australia mientras que Fox se encuentra en Estados Unidos. Según las normas de la UE, los estados miembros no están autorizados a negociar acuerdos de libre comercio, de modo que las conversaciones preliminares solo sentarán las bases del acuerdo después de que el Reino Unido se retire.

La eliminación de las barreras comerciales con EE.UU. podría generar 40 mil millones de libras adicionales ($44.600 millones) en comercio con el Reino Unido para 2030, dijo Fox, citando cálculos del Gobierno. Economistas y especialistas en comercio dicen que cualquier acuerdo será difícil de concretar porque los negociadores estadounidenses tienen más experiencia y podrían arrasar al Reino Unido en temas como la regulación agrícola y financiera.

"Será una conversación difícil, pero tenemos un gran apoyo de Estados Unidos y del Gobierno, La agricultura siempre es un tema muy difícil pero queremos echar una mirada a toda otra serie de cosas, por ejemplo, los servicios financieros y otras áreas de la economía de servicios”, dijo Fox en el programa "Andrew Marr Show".

Fox informará a los políticos en Washington que 700 mil empleos estadounidenses se basan en el comercio con el Reino Unido, y les presentará un informe del Gobierno británico que detalla el impacto en cada uno de los 435 distritos del Congreso.

El Reino Unido ya está considerando un pacto con EE.UU. para que los bancos con sede en Londres se aseguren fácil acceso a Wall Street, lo que podría requerir reglas más laxas en los servicios financieros menos de una década después de la debacle de los mercados financieros mundiales.

Washington también podría exigir regulaciones más flexibles sobre los alimentos, como permitir que la carne vacuna tratada con hormonas se venda en el Reino Unido. También hay una escisión en el gabinete de la primera ministra Theresa May respecto a permitir las importaciones de pollo lavado con cloro de EE.UU., según el Daily Telegraph.

Ver comentarios