Logo La República

Martes, 13 de noviembre de 2018



INVERSIONISTA


Se digitaliza la moneda

Carolina Acuña [email protected] | Lunes 30 abril, 2012



• Mayores oportunidades en dispositivos móviles
Se digitaliza la moneda
• Mejora la adopción de los pagos electrónicos

Los impuestos sobre la renta, ventas y al valor agregado, las contribuciones al seguro social, los peajes y las multas, son los tipos de pagos electrónicos (PE) más comunes que ofrecen los gobiernos.
Cada día más países están adoptando plataformas electrónicas para las transacciones con el gobierno y con ello generando ahorro, transparencia y facilitando la vida de sus ciudadanos. Lo anterior es parte de las conclusiones del estudio Government E-Payments Adoption Ranking 2011, realizado por Economist Intelligence Unit (EIU) y comisionado por la empresa Visa.
Partiendo de una investigación inicial de 2007, el estudio presenta hallazgos que destacan la diversidad de los sistemas de (PE), definiéndolos como el intercambio o la transferencia de fondos mediante una plataforma electrónica, sea con tarjeta de pago, depósito directo, débito directo y transferencia electrónica de fondos.
“La moneda digital ofrece beneficios esenciales a los gobiernos, permitiéndoles aumentar su eficiencia, promover la inclusión financiera e impulsar el crecimiento económico”, señaló Joseph Saunders, presidente de Visa.
Un punto muy importante citado en el estudio es sobre la inclusión financiera, particularmente en los países en vías de desarrollo. La cual recibirá un impulso cuando se introduzcan al mercado general los servicios de banca a través de dispositivos móviles. “Se espera que los países de Africa y América Latina se beneficien especialmente en esta área”, detalla el informe.
Asimismo, con más de 5 mil millones de usuarios de teléfonos móviles en el mundo, es probable que los pagos con dispositivos móviles aumenten considerablemente en los próximos años.
El estudio mide hasta qué punto los gobiernos de 62 países están proporcionando servicios de (PE), así como los factores que afectan su adopción por parte de los gobiernos.
“Existen dos tendencias clave que nos ha mostrado el estudio, en primer lugar se ha mantenido el impulso en el desarrollo de los (PE), a pesar de todos los factores que potencialmente podrían haberlo descarrilado y restringido, como la tendencia a la depresión económica y las medidas de austeridad fiscal. En segundo lugar, la tendencia general desde 2007 es que los gobiernos continúen comprometiéndose con el desarrollo de plataformas de (PE). Hay más facilidad y eficiencia en la forma en que los ciudadanos y negocios realizan sus transacciones con el gobierno”, concluye Lucy Hurst, directora asociada de Investigaciones Específicas de Economist Intelligence Unit.