Logo La República

Miércoles, 1 de abril de 2020



FORO DE LECTORES


San José: Confluencia de progreso y futuro

Rafael Arias [email protected] | Lunes 17 febrero, 2020

rafael

Luego del proceso de reflexión que implicó la reciente cita electoral de ámbito municipal y sobre las bases de la revalidación del mandato del alcalde josefino, Johnny Araya Monge, es pertinente analizar la actual situación de la capital costarricense, con relación al avance del proyecto urbano de la Municipalidad de San José, de varias iniciativas gubernamentales del ejecutivo central, así como de las demandas de un mercado inmerso en la Cuarta Revolución Industrial, que va de la mano con el ascenso de la sociedad del conocimiento, ya que este escenario ha creado una confluencia de factores que, en perspectiva, se han combinado para propiciar una transformación que hará de la ciudad un espacio más humano, moderno, competitivo y, sobre todo, sostenible.

Hace pocos años, a pesar del esfuerzo del gobierno local en reivindicar los espacios públicos y los nexos afectivos entre la ciudadanía y la metrópoli, eran muy pocos los que pensaban que, como planificaba el futuro la Municipalidad, se haría realidad un proceso de renovación, el cual, poco a poco, no solo ha promovido la regeneración y el repoblamiento del casco central josefino, sino que, además, ha impulsado el reposicionamiento de la ciudad como ícono de la nacionalidad costarricense, subrayando su importancia como capital y como sede del Gobierno, de las empresas y de muchas otras facilidades y servicios.

Hoy, el “skyline” (horizonte) de San José se ha transformado con la presencia de más de 90 proyectos habitacionales en altura, alta densidad y con usos mixtos que han vuelto a hacer que las personas habiten en una zona urbana que algunos pensaban en decadencia. Del mismo modo, los habitantes y usuarios de la capital cada vez más encuentran espacios públicos, parques y puntos de encuentro que permiten la inclusión social y la integración de la diversidad, gracias al rescate de áreas compartidas y a la construcción de más de cinco kilómetros de bulevares peatonales que han impulsado al comercio y a otros sectores económicos como el turismo.

La variada agenda artística, cultural, deportiva y recreativa, asimismo, ha tenido un importante impacto en ese proceso de reconexión de la gente con una ciudad que, además, se empeña cada día en ser consecuente con aquellas virtudes y valores que le han dado a Costa Rica un lugar de honor en el panorama internacional, debido a su compromiso con la sostenibilidad, con la libertad, con los derechos humanos, con la paz y con la democracia.

En estos meses, por otra parte, se han empezado a dar pasos muy importantes para resolver otro problema que los malos augurios aseguraban que era imposible: la modernización del modelo de movilidad urbana. De la mano con el gobierno central y con otras entidades, se han dado pasos claros hacia la reconversión del actual ferrocarril en un tren eléctrico innovador y confiable, así como a la construcción de un tranvía, que una el este y el oeste del centro de la capital, y a la jerarquización y sectorización de las rutas de autobuses. Un primer hito ya ampliamente aplaudido por la población en este rubro fue la definición de las ciclovías y la entrada en operaciones de empresas de alquiler de bicicletas eléctricas, las cuales, en poco tiempo, han cambiado notablemente el paisaje urbano y el método para trasladarse que utilizan las y los josefinos.

Las exigencias de los compromisos con la mitigación del cambio climático, con la promoción de un modelo de desarrollo económica, social y ambientalmente sostenible, así como el beneficio de dejar de utilizar combustibles fósiles en un país que genera energía renovable y ecológica implican que este proceso de reconversión del sistema de movilidad urbana debe acelerarse, para incorporar, además, las nuevas tecnologías en materia de transporte que se están desarrollando.

En esta línea de pensamiento, de ordenamiento de la movilidad urbana y del espacio público, es importante indicar que San José ha sido un gobierno municipal pionero en la puesta en marcha de un sistema de estacionómetros digital, que se utiliza convirtiendo los celulares en monederos electrónicos. A su vez, en lo relativo a seguridad ciudadana y prevención de conductas que afectan la tranquilidad de la ciudadanía, la tecnología ha sido aliada de la Policía Municipal josefina, gracias a los sistemas de monitoreo de cámaras y de alarmas, que han evolucionado satisfactoriamente.

Quizás, el proyecto más significativo y simbólico para vislumbrar ese futuro de un San José más habitable y sostenible es el que se denomina “Ciudad Tecnológica”. Se trata del impulso de la Municipalidad de San José, junto a otras instituciones y sectores de la capital como un polo de investigación, desarrollo e innovación, para empresas, industriales, y de servicios, vinculadas con las nuevas tecnologías de la información y de las comunicaciones.

La iniciativa “Transversal 24/CT24” es la punta de lanza para ejecutar esta propuesta, que involucra la construcción de modernos edificios para oficinas, laboratorios y centros de servicios e investigación, así como de entidades académicas y comercio relacionado, que le darán a la capital una nueva turbina para garantizar el crecimiento económico, la modernización urbana y, sobre todo, la creación de oportunidades de formación y empleo, los cuales son factores determinantes para la movilidad social y para insertar a más personas en el camino hacia el progreso material y humano.

De la mano con este nuevo paradigma de San José, como una ciudad más tecnológica, más cultural, más competitiva y más habitable, el ayuntamiento también desarrolla iniciativas para mejorar el tratamiento de la basura, mediante el impulso al reciclaje, y tiene previstas importantes acciones en materia de medio ambiente, con el fin de recuperar más áreas forestales y, sobre todo, la rivera de los ríos que atraviesan la ciudad.

La capital se ha alineado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, por lo que el tema de la prevención y la mitigación del calentamiento global es un factor transversal y prioritario de toda su gestión. Lo mismo sucede con la necesidad de reducir la brecha que divide a quienes más tienen de quienes menos tienen, lo que ha sido acicate de importantes programas sociales, sobre todo para poblaciones que, como las mujeres jefas de hogar, requieren de apoyo.

Una ciudad más activa, productiva y competitiva necesita de una agenda cultural y recreativa más diversa, por lo que el gobierno local continúa su empeño en democratizar el acceso de todas las personas a estos servicios, los cuales, además, son de vital importancia para una ciudad que, como dice el alcalde, Johnny Araya, es “más destino que camino” y que tiene en el turismo otra actividad económica determinante para su porvenir.

Ahora, si bien es prioritaria la atención de los barrios en situación de vulnerabilidad social y la generación de oportunidades de educación y de trabajo, el gobierno local también tiene un compromiso con los sectores más excluidos, como lo son los habitantes de la calle. Por esta razón, se ha determinado la creación de un segundo centro que pueda dar cobijo a estas personas, así como alternativas para que puedan reincorporarse a la sociedad.

San José vive y, cada vez más, se proyecta como una ciudad de importancia regional y mundial. Ante esta realidad, en un clima de grandes transformaciones económicas y sociales, que vienen de la mano con la tecnología, es necesario que, como capital de Costa Rica, la ciudad se ponga a la vanguardia, para superar los retrasos del pasado, planificar el futuro y luchar, día con día, por una metrópoli más humana y sostenible, con progreso para todas y todos sus habitantes y usuarios.

Rafael Arias Fallas






© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.