Enviar
Venezuela recibe a la flota rusa para maniobras navales conjuntas en el Caribe
Rusia afianza presencia en América

• Presidente Dmitri Medvédev llega hoy al país llanero proveniente de Brasil, para luego partir hacia Cuba

La Guaira y Brasilia
EFE

Una flota rusa de cuatro buques arribó ayer al puerto venezolano de La Guaira, a unos 30 kilómetros al norte de Caracas, para iniciar las maniobras navales conjuntas que ambas naciones realizarán en aguas del Caribe.
La presencia de la flotilla en el puerto venezolano coincidirá con la visita del presidente de Rusia, Dmitri Medvédev, quien llega hoy al país una estancia oficial de dos días.
El destructor Almirante Chabanenko entró a las 9 a.m. locales disparando las protocolarias 21 salvas de cañón a modo de saludo al anfitrión, cuya infantería respondió con igual número de disparos de bienvenida.
“Con la llegada de la fragata Chabanenko se viste de gala a Venezuela”, dijo el contraalmirante de la Armada venezolana, Salvatore Cammarata, en la ceremonia de recibimiento en el muelle.
El crucero nuclear Pedro El Grande, el mayor de su clase en el mundo, quedó fondeado en el exterior del puerto, ya que debido a sus dimensiones, 254 metros de largo por 30 de ancho y 11 metros de calado, no puede atracar en el muelle.
“El objetivo es integrarnos con una serie de ejercicios de comunicaciones, maniobras tácticas, lucha contra el narcotráfico y anti-terrorismo, y guerra antiaérea”, señaló el vicealmirante Luis Alberto Morales Márquez, en rueda de prensa en el puerto.
“No hay ningún tipo de ejercicios de artillería, que sería foco probable de preocupación para el tránsito marítimo”, agregó.
En un encuentro ayer con la prensa, el presidente venezolano, Hugo Chávez, dijo que no había “ninguna provocación” en las maniobras conjuntas que realizarán las Armadas de los dos países.
Chávez realizó estas declaraciones en respuesta a los comentarios vertidos el lunes por el Departamento de Estado de EE.UU., que anunció que “vigilará de cerca” esas actividades.
Durante la visita de Medvédev, considerada histórica por ser la primera de un gobernante ruso a Venezuela, está previsto que ambos presidentes suscriban diversos acuerdos de cooperación, entre ellos uno en el ámbito de la investigación de la energía nuclear con fines pacíficos.
Medvédev cumplió ayer su primer día de visita oficial a Brasil, en el que se reunió con el presidente de Petrobras, José Sergio Gabrielli, quien le presentó detalles de los grandes proyectos de esta empresa mixta controlada por el Estado brasileño para explotar petróleo a grandes profundidades en el lecho del océano Atlántico.
Medvédev también conoció más de la producción de biocombustibles, un negocio en el que Brasil es líder mundial.
En el encuentro, el presidente expresó el interés de su país en estrechar las relaciones económicas con Brasil para llevarlas a un nuevo nivel estratégico y de mayor alcance.
“Necesitamos pasar del comercio bilateral simple para un nuevo nivel, involucrando productos de alta tecnología, de mayor valor agregado”, afirmó y destacó, además, los negocios potenciales conjuntos en la explotación de recursos minerales y de hidrocarburos y armamentos.
Hoy se reunirá con su homólogo local, Luiz Inácio Lula da Silva, con quien firmará algunos acuerdos y divulgará una declaración a la prensa, tras lo cual abandonará Río de Janeiro rumbo a Venezuela, próxima etapa de una gira latinoamericana que le llevará también a Cuba.
Ver comentarios