Recuperación habría comenzado
Enviar
Fondos contra la crisis no serán utilizados por el país
Recuperación habría comenzado
Fortaleza de las reservas permite pronosticar inicio de mejoría, de acuerdo con autoridades del Central

La recuperación tras la recesión económica habría comenzado, pero la reactivación no será fácil. Con estas palabras Francisco de Paula Gutiérrez, presidente del Banco Central, describió la situación por la cual está pasando actualmente el país.
Gutiérrez asumió una postura positiva con respecto a los acontecimientos del primer semestre, y aunque admitió que para predecir la recuperación de la segunda mitad del año y 2010 no tenía una bola de cristal, dejó entrever que lo peor habría pasado.

En ese sentido la caída de la producción no será tan fuerte, la cual se recuperaría tan rápido como lo haga la economía estadounidense, principal destino de las ventas nacionales y principal fuente de la inversión extranjera. De hecho el Banco Central prevé que en vez del 1,8% la caída de la producción sea de un 1,3% este año y comience a crecer lentamente.
El leve repunte registrado en el índice mensual de actividad económica coincide con el incremento mensual de las importaciones, evidenciando un mayor dinamismo en la demanda interna, posiblemente debido a la reposición de inventarios. Por su parte, los signos de estabilización de la actividad económica estadounidense y en general de la economía global han permitido un mayor repunte en el nivel de las exportaciones.
La inflación sería entre un 4% y un 6%, lo que implicaría que la caída de los salarios reales muestre incluso una recuperación.
En el plano cambiario, Gutiérrez dijo que paulatinamente se dan las condiciones para migrar a un esquema de metas de inflación.
El objetivo del Banco Central es eliminar a mediano plazo el esquema de bandas para pasar a una flotación administrada, precisó.
Pese a la caída de las exportaciones y las importaciones, se observará un déficit en la cuenta corriente, que seguirá siendo financiado con la cuenta de capitales.
Las reservas monetarias internacionales seguirán siendo suficientes y el Central podría intervenir menos en el techo de la banda cambiaria, conforme las expectativas de inflación adquieran mayor confiabilidad.
No obstante, gracias a los “brotes verdes” de la economía, Costa Rica no usaría $735 millones de un crédito precautorio suscrito con el Fondo Monetario ni otro de $500 millones para cubrir faltantes presupuestarios.

Wilmer Murillo
[email protected]

Ver comentarios