Logo La República

Sábado, 17 de agosto de 2019



NACIONALES


Partido Acción Ciudadana y Nueva República se benefician de división vigente

Progresistas y conservadores repetirían elecciones del 2018

Aborto, eutanasia y concepción de la familia podrían marcar agenda

Esteban Arrieta [email protected] | Jueves 08 agosto, 2019

En 2022 se podría repetir un fenómeno similar al de 2018, donde el electorado se polarizó en torno a los derechos humanos. Shutterstock/La República.
En 2022 se podría repetir un fenómeno similar al de 2018, donde el electorado se polarizó en torno a los derechos humanos. Shutterstock/La República.


La polarización política entre conservadores y progresistas no solo se mantiene, sino que se consolida cada vez más y, si no surge un tema que eclipse esa división, es probable que Costa Rica viva una elección presidencial similar a la del 2018, según varios analistas consultados por LA REPÚBLICA.

Lea más: Debate sobre aborto terapéutico calentará el Plenario hoy

Temas como la familia tradicional, el aborto, la eutanasia y el uso de la marihuana con fines médicos tienen el potencial de dividir al país entre los dos grupos.

Por otra parte, el constante choque entre los conservadores que dirige Fabricio Alvarado, a través de Nueva República, y el Gobierno del Partido Acción Ciudadana (PAC), elevan las acciones políticas de las dos agrupaciones.

Lea más: Defensa de “valores cristianos” promueve las protestas

Mientras tanto, otros partidos como Liberación Nacional y la Unidad Social Cristiana parecen ajenos al debate que, una y otra vez, calienta las redes sociales, generando múltiples noticias semana a semana.

La división actual es una extensión de la campaña electoral del 2018 para la segunda ronda, donde los grupos conservadores y el PAC se convirtieron en partidos presidenciables después de la opinión consultiva de la Corte Interamericana de los Derechos Humanos en torno al matrimonio igualitario, según Florisabel Rodríguez, politóloga que realizó una investigación sobre los anteriores comicios.

El país ya no está entre izquierdas y derechas, sino entre conservadores y progresistas; de un lado, el monopolio lo tiene Fabricio Alvarado y sus seguidores, y en el otro está el PAC, mientras que Liberación y la Unidad parecen más conservadores por los liderazgos que se ven, de acuerdo con Vladimir de la Cruz, columnista de LA REPÚBLICA.

Sin embargo, la eventual repetición de la campaña del 2018 dependería, en última instancia, de la habilidad que tengan otras agrupaciones para introducir otros temas en el escenario electoral.


¿Matrimonio arreglado?


El debate en torno a temas de derechos humanos desde la campaña electoral se ha mantenido, beneficiando, de esta manera, tanto al grupo Nueva República, que dirige Fabricio Alvarado, como al PAC, según analistas.

Larissa Arroyo

Directora Asociación Ciudadana
Acceder


Los partidos tienen la misión de salvaguardar sus propios intereses.
Los derechos humanos, entre ellos, los derechos sexuales y reproductivos, han sido un escudo para impulsar políticas neoliberales, sin importar que se desmejore y afecte el estado social de derecho de Costa Rica.
La polarización por estos temas ha servido y sirve en la lucha por el poder, y hay gente que ha manipulado para ello.
En el caso de los fundamentalistas, su batalla también es clara, y saben que esta polarización política les da vigencia de cara al 2022.
Lo peor de todo es que esta división que se ha generado en Costa Rica podría seguir siendo utilizada, repitiéndose, así, lo que sucedió en las últimas elecciones.
Los partidos juegan un partido que les conviene a ellos.

Vladimir de la Cruz

Columnista
LA REPÚBLICA


El país ya no está entre izquierdas y derechas, sino entre conservadores y progresistas.
De un lado, el monopolio lo tiene Fabricio Alvarado y sus seguidores, y en el otro está el PAC, mientras que Liberación y la Unidad parecen más conservadores por los liderazgos que se ven.
Si se mantiene esta tesis de matrimonio arreglado, nos llevarán a una elección 2.0 en 2022, lo cual es una gran posibilidad.
No es para nada casual la polarización que hay en Costa Rica, pues esta responde a situaciones particulares.
Los temas de derechos humanos no son los más importantes cuando se considera el desempleo, el trabajo informal y la extrema pobreza, pero esos partidos han lanzado una cortina de humo, cuando la realidad es que los derechos humanos se pueden fortalecer cuando se cumple la otra agenda.

Abril Gordienko

Profesora
Teoría del Estado


Los partidos conservadores y el PAC aprovechan la polarización para mantenerse vigentes, y creo que si no pasa nada que eclipse los temas de derechos humanos, podríamos tener una repetición electoral del 2018. Ahora bien, eso dependerá también de la habilidad que tengan otros partidos para apropiarse de la agenda y proponer otros temas que impacten.
No quiero minimizar la agenda de derechos humanos de ninguna manera, pero sí considero que hay temas que impactan la calidad de vida de los costarricenses y el nivel de desarrollo del país, y no se están cubriendo.
Pienso que no es correcto que el debate sea secuestrado.

Florisabel Rodríguez

Investigadora - Politóloga
Independiente


La polarización alrededor de temas de derechos humanos como el matrimonio igualitario, y otros que analizamos en nuestra investigación, nos permitió concluir que sirvió al PAC y a Restauración Nacional para elevar sus acciones políticas, y así pasar a una segunda ronda.
Ahora bien, esa división, esa escisión, se mantiene y le sirve a esas dos agrupaciones.
La fragmentación es compleja porque no hay puntos intermedios.
¿Cuál va ser la agenda? No lo sabemos, pero podría ser cercano al tema de la norma técnica sobre el aborto, la familia, etc.
Uno de los descubrimientos que hicimos en la investigación es que en los cantones donde hay más iglesias evangélicas, los conservadores se imponen.


País creyente


La mayoría de los costarricenses profesa una fe, ya sea católica o protestante (cifras en porcentaje, según estudios de CID Gallup de 2017 y Rodríguez, Espinosa y Asociados de 2018).

Religión CID Gallup Rodríguez, Espinosa y Asociados
Católicos practicantes y no practicantes 57 62
Protestantes evangélicos y otros 23 21
Sin afiliación y otros no cristianos 20 17


Ni tan conservadores


El hecho que los costarricenses, en su mayoría, tengan creencias, no significa que tengan posturas conservadoras en todos los temas (cifras en porcentaje, según CID Gallup para mayo de 2019, excepto las variables sobre el aborto que corresponden a la Escuela de Estadística de la UCR para diciembre 2018)

Variable A favor En contra
Uso de la pastilla del día después 60 36
Marihuana medicinal 60 39
Denuncias sexuales contra religiosos son mentira 5 95
Aborto cuando embarazo pone en riesgo vida de la madre 57 30
Aborto por violación 30 61


Crecimiento confesional


Los partidos cristianos han venido creciendo en cuanto a la cantidad de votos y número de diputados desde el 2006, sumando cuatro elecciones consecutivas (cifras de votos en miles y diputados en números absolutos, según Tribunal Supremo de Elecciones).

Elección Votos Diputados
2018 388 14
2014 191 4
2010 102 2
2006 32 1
2002 54 1






NOTAS RELACIONADAS


Un arte que muestra conservadores y progresistas

LGBT versus conservadores… ¿Hacia dónde vamos?

Lunes 08 julio, 2019

La agenda del movimiento LGBT costarricense ha avanzado de forma significativa en los últimos año...

Paola

Eutanasia abre frente de batalla entre conservadores y progresistas

Martes 07 mayo, 2019

En este momento, la eutanasia pasiva se aplica en Costa Rica y muchos otros países cuando el médi...