Logo La República

Jueves, 22 de agosto de 2019



NACIONALES


Lograr equidad y cambio cultural es meta de población diversa

LGBT versus conservadores… ¿Hacia dónde vamos?

Defender a familia tradicional es objetivo de opositores

Esteban Arrieta [email protected] | Lunes 08 julio, 2019

Un arte que muestra conservadores y progresistas
La batalla entre ambos sectores está lejos de acabar, ya que los dos grupos tienen agendas aún pendientes. Elaboración propia-Shutterstock/La República


Fue un triunfo para los conservadores ticos lograr la renuncia la semana pasada del Ministro de Educación, pues Édgar Mora, apóstol de los derechos LGBT, introdujo, entre otras medidas, los baños de género neutros en los centros educativos.

Por otro lado, la agenda del movimiento LGBT costarricense ha avanzado de forma significativa en los últimos años; tanto, que las personas del mismo sexo podrán casarse legalmente a partir de mayo del año entrante.

Entonces, ¿hacia dónde va el país en lo que a esta contienda se refiere?

Lea más: Corte Interamericana dice sí a matrimonio gay en Costa Rica

En el caso de los conservadores, la agenda se concentra en defender a la familia tradicional mediante la toma del poder político.

El crecimiento de los partidos cristianos en el Congreso, con 14 diputados y un liderazgo en figuras como Carlos Avendaño de Restauración Nacional y Fabricio Alvarado de Nueva República, podrían aglutinar a las fuerzas conservadoras.

La postura de oposición férrea en contra del Gobierno, demandado temas como reactivación económica, generación de empleo y atención de la pobreza, estaría encaminada a convencer a los costarricenses escépticos del gobierno de Carlos Alvarado.

Mientras tanto, los grupos sexualmente diversos abogan por una equidad total y cambio cultural en la sociedad costarricense, eso a mediado plazo, ya que se requiere un cambio de paradigma que no se logra de la noche a la mañana.

Adoptar e impulsar una ley para penalizar los crímenes de odio y erradicar el bullying son algunas de las demandas.

Lea más: “Se necesita un ministro de Educación, no un promotor de la diversidad de género”, Carlos Avendaño

La salida de Mora del Gobierno no significaría un retroceso en la lucha, ya que las políticas públicas se echaron a andar, y el derecho internacional y nacional ha venido reconociendo sus reclamos, explicó Larissa Arroyo, del grupo ciudadano Acceder.

Por otra parte, la población va tomando consciencia, poco a poco, de que se trata de un asunto de derechos humanos.

Unas 50 empresas y organizaciones se comprometieron con la Declaración de San José, la cual consta de diez principios en contra de la discriminación por motivos de orientación sexual, identidad y expresión de género.

Campañas para sensibilizar a colaboradores, sancionar conductas discriminatorias e incentivar políticas inclusivas son algunos de los compromisos que asumieron las empresas.


Agenda LGBT


El colectivo LGBT demanda desde hace años una serie de derechos.

  • Adoptar
  • Dar consentimiento informado sobre decisiones en temas de salud
  • Defender conquistas legales
  • Disfrutar de permiso laboral por el cuido o fallecimiento de pareja
  • Dividir bienes en caso de separación
  • Erradicar comentarios con contenidos discriminatorios
  • Impulsar una ley para penalizar los crímenes de odio
  • Obtener estatus migratorio de residencia
  • Recibir, en conjunto, beneficios de seguros y mutualidades
  • Reconocer la identidad y expresión de género



Agenda conservadora


Defender a la familia y los valores cristianos son las motivaciones de los grupos conservadores.

  • Acceder a poder político en 2022
  • Aumentar el número de diputados y alcaldías
  • Defender la familia tradicional
  • Evitar la adopción por parte de parejas del mismo sexo
  • Eliminar la ideología de género de los programas de enseñanza
  • Frenar propuestas abortistas
  • Impulsar valores cristianos
  • Orientar recursos y acciones públicas a favor de mayorías
  • Prohibir uso de baños neutros en escuelas y colegios públicos
  • Recibir apoyo del Gobierno al declararse Estado Laico



División profunda


Conservadores y grupos defensores de los derechos humanos están separados por una profunda división, que involucra los valores cristianos, frente al progreso de los derechos de las personas sexualmente diversas.

Defensores derechos humanos

Larissa Arroyo

Directora
Asociación ciudadana Acceder


Una cosa es la renuncia de Édgar Mora como ministro de Educación, y otra muy diferente es restringir los derechos humanos, o que desaparezcan los derechos jurídicos establecidos.
No creo que la salida del ministro perjudique la lucha que ya se inició, y creo que la directriz de los baños debe mantenerse por las razones expresadas.
El Estado debe continuar con las directrices favorables para las poblaciones históricamente vulnerables, como la población sexualmente diversa, las mujeres y los niños, entre otros grupos, ya que a los fundamentalistas solo les interesan los niños.

Marco Castillo

Representante
Diversidades LGBT+


Nuestro común denominador ha sido el reclamo para que las personas de la diversidad sexual y de género alcancemos el reconocimiento de nuestra ciudadanía integral, por eso hemos logrado algunos de nuestros objetivos.
Nuestra lucha ha sido pacífica, respaldada en el derecho internacional y nacional.
¿Lo miran con malos ojos, lo miran como un favorecimiento a una minoría que no merece ser igual al resto de la población?
Lo erróneo es el llamado a no concedernos derechos con el argumento de que somos minoría.

Giovanny Delgado

Fiscal
Movimiento Diversidad Abelardo Araya


Hay que tener mucho cuidado con el manejo del discurso para que no se enreden los temas.
Hemos hecho un llamado a las bases sociales y sindicales para que tengan claro que tanto la comunidad LGBT, como los grupos en defensa de los derechos humanos, somos aliados y entendemos las necesidades de las personas que protestan.
Hay partidos que no han dejado de hacer propaganda política desde las elecciones pasadas, sin importar que todavía faltan tres años de este Gobierno, y que hay muchos temas por tratar.

Conservadores

Fabricio Alvarado

Presidente
Nueva República


Primero, hay que aclarar que nuestro partido no organizó los bloqueos y protestas de la semana pasada, como algunos medios de comunicación y grupos han señalado.
El pueblo está disconforme con varias de las acciones de este Gobierno, como la imposición de una ideología que no corresponde con los valores cristianos del país, y que además está molesto porque el país avanza a puras ocurrencias.
El pueblo quiere reactivación económica, empleo, reducción del gasto público, combate contra la pobreza y defensa de valores tradicionales.

Carlos Avendaño

Diputado
Restauración Nacional


Exigimos que se nombre a un ministro de Educación que no venga a imponer la ideología de género; sino, que centre su agenda en la mejora de la calidad educativa.
El adoctrinamiento de la niñez por medio de la ideología de género debe acabar ya.
Hay más de 500 centros educativos a los que se les han asignado órdenes sanitarias; asimismo, es prioridad luchar contra la deserción y fortalecer la enseñanza del inglés y capacitación de los profesores.
Esas son las verdaderas prioridades.
El Gobierno debe centrar su atención en los principales problemas del país, y priorizar el resguardo e interés de la niñez y juventud costarricense.

Dragos Dolanescu

Diputado
Republicano Socialcristiano


El Partido Acción Ciudadana impulsa una agenda polarizante, que no es bien vista por el 74% de los costarricenses que profesa la fe cristiana.
¿Acaso no esperaban resistencia de padres, estudiantes y trabajadores si tratan de ir a contrapelo de los valores de la mayoría de costarricenses? Como diputado, no entiendo cómo el presidente Carlos Alvarado le da la espalda a la mayoría de los costarricenses.
Estamos a favor de la familia, a favor de la vida, en contra del aborto y de la ideología de género.

.





NOTAS RELACIONADAS


Giovanny Delgado

Matrimonio igualitario será legal a partir del 26 de mayo de 2020

Martes 27 noviembre, 2018

Las personas del mismo sexo podrían casarse