Enviar

Aunque lo ideal es que el Gobierno pudiera desarrollar las dos obras, la falta de tiempo hace necesario sacrificar una de las propuestas para poder avanzar

Priorizar en puertos

El Gobierno debería concentrarse en uno de los dos proyectos que gestiona para modernizar los puertos del Caribe, para poder ofrecer alguna mejora a los productores nacionales.
Aunque lo ideal es que pudiera desarrollar las dos obras, la falta de tiempo hace necesario sacrificar una de las propuestas para poder avanzar.
Analizando los dos planes, lo más recomendable sería que se dedique al que promueve la construcción de un atracadero de 1,5 kilómetros con cinco puestos de llegada mediante concesión de obra pública y abandone, por ahora, el que busca entregar los muelles actuales a la empresa privada.
Ello porque el primer proyecto cuenta con el respaldo de prácticamente todos los sectores, mientras que el segundo le generará un enfrentamiento con los sindicatos y algunas fuerzas sociales del Caribe que lo podrían distraer e impedirle realizar mejora alguna en los muelles.
Por lo menos con uno de los proyectos en marcha, los productores podrían reducir los altos costos que les produce el proceso de importación y exportación debido al rezago que muestran los muelles.
Un reciente estudio elaborado por LA REPUBLICA demostró que con la eficiencia de las instalaciones que ofrece El Salvador, los productores costarricenses se hubieran ahorrado unos $650 millones en 2008.
Precisamente por la deficiencia de los puertos, el país obtuvo el penoso lugar 128 a nivel mundial en el ranking de competitividad elaborado por el Foro Económico Mundial el año anterior. La muestra analizó los muelles de 133 países.
A nivel internacional, ese índice le produce un duro golpe a la imagen del país, ya que muchos inversores analizan con detenimiento los indicadores de competitividad de los mercados donde pretenden instalarse para conocer los pros y los contras.
La importancia que tienen los muelles ubicados en la provincia de Limón radica en que por ellos sale e ingresa el 75% de la carga nacional. A pesar de ello no se les ha dedicado la inversión necesaria para mejorar su eficiencia por más de una década.
Ver comentarios