Logo La República

Domingo, 21 de abril de 2024



ÚLTIMA HORA


Préstamos gota a gota se sancionarán con una pena máxima de 15 años de cárcel

Créditos extorsivos afectan hoy día a un 7% de la población

Esteban Arrieta earrieta@larepublica.net | Martes 02 abril, 2024 05:08 p. m.


Gloria Navas, diputada de Nueva República. Cortesía/La República.
Gloria Navas, diputada de Nueva República. Cortesía/La República.


Con una pena máxima de 15 años de cárcel, los diputados aprobaron en segundo debate sanciones para los créditos extorsivos o gota a gota.

Lea más: Gloria Navas: Préstamos gota a gota son sinónimo de una violencia tremenda

La pena máxima se aplicará cuando los hechos estén relacionados con la delincuencia organizada.

Los préstamos gota a gota son empréstitos informales que se otorgan fuera del sistema financiero. Las condiciones y las tasas de interés pueden variar de manera antojadiza por parte del cobrador y, en muchos casos, grupos criminales y narcotraficantes están detrás de estos cobros.

Por otra parte, los pagos se hacen semanalmente y quien no cancela la deuda es amenazado, agredido y pone en riesgo su vida, ya que los cobradores suelen ser matones o incluso sicarios.

Un primer hallazgo sobre los préstamos gota a gota sugiere un grave problema. Y es que más de 220 mil personas tienen en este momento deudas pendientes con extorsionadores, los cuales están ligados al crimen organizado y narcotráfico, según las cifras de la II Encuesta Nacional de Endeudamiento de la Oficina del Consumidor Financiero, realizada entre septiembre y octubre del 2023.

“Por medio del engaño y la intimidación a sus víctimas, los mafiosos aumentan los intereses bajo amenaza, van subiendo los intereses, y el que no acepta, puede verse afectado por una golpiza, un secuestro o una violencia tremenda contra él y su familia”, dijo Gloria Navas, diputada de Nueva República.

Lea más: Mario Zamora: Hemos detectado comunidades enteras que viven en el terror por los préstamos gota a gota

El cobro de “préstamos gota a gota” es una modalidad criminal antigua que tuvo mucha relevancia en Colombia y en El Salvador en los últimos años, pero que en el caso de Costa Rica cobró notoriedad después de la pandemia y la aprobación de la ley de usura en 2020.

Esta última fue una catapulta sin querer para esta modalidad delictiva, ya que al establecer un límite de tasa de interés para todo el sistema formal de crédito, se excluyó automáticamente a más de 300 mil personas de los préstamos legales que dan los bancos, cooperativas, mutuales y otros, y en su lugar, florecieron los grupos criminales.

“No solo aquí, sino también en Colombia, en El Salvador y todo el resto de Latinoamérica, cuando hay topes en las tasas de interés los clientes más riesgosos, que los bancos no los pueden financiar, terminan cayendo en las manos de los préstamos gota a gota”, dijo Gerardo Corrales, economista de Economía Hoy.

Ante esta situación, los diputados, el gobierno y el Poder Judicial promueven un cambio en la ley para sancionar esta modalidad delictiva.

El proyecto establece penas de cárcel que van de los 4 a los 15 años de prisión para los delincuentes. La idea es que esta misma semana se apruebe.

“Hemos tenido casos de comunidades enteras y de comunidades rurales presas del terror, en donde unos tipos venían de Puntarenas todas las semanas y les exigían el pago de los préstamos por medio de extorsión, golpizas y amenazas contra la vida y contra los familiares”, dijo Mario Zamora, ministro de Seguridad.


NOTAS RELACIONADAS








© 2024 Republica Media Group todos los derechos reservados.