Logo La República

Martes, 20 de noviembre de 2018



INVERSIONISTA


Restricciones en mercados aumentan la informalidad, indican banqueros

Poner tope a intereses de créditos penalizaría al consumidor

Diputados buscarán que se ajusten también los préstamos de no regulados, sin indicar cómo

Fabio Parreaguirre [email protected] | Lunes 16 julio, 2018

Es la sexta ocasión que quieren poner tope a los créditos
Imagen con fines ilustrativos. Shutterstock/La República


Nuevamente, un nuevo proyecto de ley buscará definir una tasa de usura en nuestro país, a partir de la cual sea prohibido cobrar intereses por encima de ella.

Esta buscará aplicar dicha tasa máxima a todo tipo de crédito, sin importar que la entidad sea supervisada o no.

Poner las restricciones para las entidades financieras reguladas no es tan complicado, pero para los prestamistas informales o empresas retail que ofrecen estos servicios lo es, sin estar reguladas.

Este sería el sexto intento en los últimos 12 años con que los legisladores esperan regular lo que consideran cobros excesivos, especialmente en tarjetas de crédito.

Lea más: Ganadores y perdedores, impuesto a intereses en certificados a plazo pasarían de 0% a 15%

¿Qué dice el proyecto?

La actual propuesta busca establecer una tasa de interés máxima que se aplicaría a todo tipo de crédito, no importa si la entidad es supervisada o no.

El instrumento se llamaría Tasa Anual Equivalente y estaría en ambas monedas, con base en la Tasa Básica Pasiva (TBP) y la Tasa Efectiva en Dólares (TED) del Banco Central.

En colones, los acreedores no podrían cobrar más de 25 puntos porcentuales por encima de la TBP, que esta semana se ubica en un 5,90%.

Esto significa que la tasa tope en colones rondaría el 30%. Hoy la mayoría de las tarjetas de crédito cobran entre el 40% y el 50%.

En dólares, no podría ser superior a la TED, que actualmente está en un 2,41%, más 15 puntos porcentuales. Entonces el techo sería de un 18% aproximadamente.

Aun cuando la usura es sancionada penalmente y por otras leyes, nadie ha sido juzgado por este acto, ya que no se ha establecido dicho valor.

Lea más: Hacienda recomienda 15 cambios a proyecto fiscal

Problema para el consumidor

Establecer topes a las tasas de interés de préstamos podría cerrar el acceso al sistema financiero a la mitad de las personas que actualmente optar por estos servicios, principalmente en tarjetas de crédito.

Los bancos no van a perder en sus negocios, por lo que a menor tasa de interés buscarán los clientes que tengan la capacidad de pagar y descartarán aquellos con niveles de riesgo más altos.

Esto pasa porque muchas personas no pagan sus créditos, por lo cual los bancos incurren en un riesgo elevado de prestar dinero o incluso que no tenga disposición a pagar.

Las tasas que cobran los bancos estan sustentadas en la relación riesgo/retorno.

Así, aquellas personas que tengan un salario bajo podrían estar excluidas del derecho a tener una tarjeta de crédito que hoy se otorga incluso hasta por $1.000 de límite.

La estimación que se hace es que del aproximado de 1,2 millones de personas que hoy tienen tarjetas de crédito, si este proyecto pasa, podría ser cortado a la mitad.

Favorece la informalidad

Las necesidades económicas o malos hábitos sobre el endeudamiento de las personas no desaparecen con la imposición de topes en tasas de interés.

Las personas que quedarán excluidas recurrirán a mecanismos informales, que en todos los casos cobran tasas más excesivas que las que se ofrecen en el mercado financiero.

Los prestamistas no regulados o informales como tarjeteras, prestamistas y algunas tiendas de electrodomésticos, en la práctica podrían evadir el cobro de las restricciones de intereses.

No obstante, los diputados que están a favor del proyecto indican que en el momento de plantear un juicio por cobro judicial, estos no podrían cobrar los intereses por encima del tope establecido, lo que le daría resguardo al consumidor.

Educación financiera y transparencia, la solución

La falta de educación financiera desde temprana edad hace que la población sea vulnerable al alto endeudamiento y poco nivel de ahorro.

Acciones desde los ministerios de Educación y de Hacienda, el Banco Central y las instituciones financieras en conjunto, son necesarias.

Esto ayudaría a la inclusión financiera, ya que los consumidores buscarían el crédito como una herramienta de pago y no tanto así de apalancamiento, así como a un mejor manejo del ahorro para toda la población.

Se debe hacer explicito el beneficio de ser un buen sujeto de crédito y que de esta forma las personas sepan que si se comportan bien pagando oportunamnete sus deudas se van a beneficiar con tasas más bajas.

Sin embargo, la diferenciación de tasas en tarjetas de crédito dependiendo del tipo de deudor no se publicita e incluso no es suficientemente diferenciada.

La diferencia promedio entre la tarjeta más cara y más barata es de 15% a 50%.

La economía se vio afectada al realizarse en otros países

Un estudio del Banco Mundial en 2014 sobre la implementación de topes en las tasas de interés de créditos indicó que esto tuvo efectos negativos sobre las economías en que se aplicaron, como en Honduras y Guatemala en la región.

  • Salida de los bancos del financiamiento a los sectores de menos ingresos
  • Incremento en el tamaño promedio de los créditos
  • Reducción en la transparencia.
  • Disminución en la diversidad de productos.
  • Menor competencia bancaria
  • Incremento en préstamos informales

Fuente: World Bank Working Paper, Interest Rates caps around the World, Maimbo y Gallegos, 2014

¿Quién es supervisado?

Todas aquellas instituciones que deben entregar informes a la Superintendencia General de Entidades Financieras, así como seguir sus lineamientos, son supervisadas, en total son 51 a abril de este año.

Bancos Públicos

5*

Bancos Privados

12

Financieras

5

Cooperativas

24

Mutuales

2

Casas de cambio

2

Caja de Ande

1


*Contando a Bancrédito y al Banhvi

Mercado de tarjetas de crédito

En nuestro país, hay cerca de 1,2 millones de tarjetahabientes de los diversos 31 emisores (todos regulados), la cifra de no regulados no existe, ya que no se cuenta con dicha medición (cifras de tarjetas en circulación toma en cuenta también las adicionales, saldo de la deuda en millones de colones).


Variable

Enero 2017

Enero 2018

Variable Interanual

Emisores

31

31

0

Tipos de tarjetas

470

468

-2

Tarjetas en circulación

2.409.241

2.744.145

334.904

Saldo de deuda

1.077.472

1.233037

155.565

Morosidad (1 a 90 días)

6,25%

6,27%

0,02 p.p.

Morosidad (Más de 90 días)

4,06%

4,74%

0,68 p.p.

Fuente: Estudio MEIC


Posiciones en contra y a favor del proyecto

Los banqueros están preocupados por lo que significaría para la promoción de nuevos productos y servicios de crédito restringir precios (tasas) en el sistema financiero nacional, que podría inducir a un aumento de la informalidad; por otro lado, el diputado promovente cree que esto ayudará a que los créditos crezcan más, perjudicando menos al consumidor.

Federico Chavarría

Subgerente

Banco Promerica

Cualquier restricción estimula al mercado informal

Independientemente del proyecto de tasas de interés de tarjetas y créditos de consumo, es sabido que cualquier restricción de precios en un mercado formal, usualmente estimula la aparición de mercados paralelos.

Comprendemos la preocupación de algunos legisladores en el tema, pero no compartimos la solución.

La forma en que pretenden controlar el crédito no regulado es que los jueces en los tribunales no van a aceptar cobros que tengan tasas de usura, pues a partir de esa ley pasarían a ser ilegales.

El problema es que el cobro pasaría de ser un tema legal a otros mecanismos de cobro fuera de la ley y la regulación.

Nuestro punto de vista efectivamente es que el problema no es la tasa en sí misma, sino que esa tasa refleja los niveles de pérdida a que nos enfrentamos los agentes económicos, y que la tasa es el precio que refleja ese riesgo.

El principal problema es el sobreendeudamiento de las personas, que puede atacarse desde una perspectiva de educación; segundo, a través de una mayor transparencia en la información del mercado se obliga a todos los agentes acreedores a reportar las exposiciones de sus clientes a un ente regulador centralizado, y tercero poner límites regulatorios a los niveles de endeudamiento a los que pueden optar los clientes.

La combinación de esos tres elementos podría mejorar la calidad de los portafolios de crédito personal, y en el largo plazo reflejarse en las tasas del mercado.

Douglas Soto

Gerente general

BCR

Limitar a las entidades, es limitar al consumidor

La experiencia ha indicado que efectivamente aumenta el nivel de informalidad, en vista de las limitaciones que se establecen a las entidades reguladas, de acuerdo con el principio de que a mayor riesgo mayor tasa.

En el caso de la informalidad, dice el señor diputado que lo que busca es que se regulen todos los créditos, ¿pero cómo regular al sector informal, a los que no están supervisados donde incluso las tasas que cobran son más altas?

Efectivamente el tema es cómo regular la parte informal de la economía, esta área es de un nivel de complejidad tal, que es difícil regularlo.

En lo que debemos trabajar fuertemente los que participamos en la plaza financiera es en brindar educación a nuestros clientes y público en general para que tomen las mejores decisiones con la información adecuada.

Trabajar en escuelas y colegios para brindar educación financiera con la que el consumidor tome las mejores decisiones acordes a su presupuesto.

Welmer Ramos

Diputado

Partido Acción Ciudadana

Hay que regular el precio para que no sea excesivo

En varios países existen estos límites, como en Corea, en Chile, Colombia, Uruguay, Paraguay; en Europa también, como en Alemania, todos los que están en la OCDE tienen estos límites.

Lo importante es que esto no sería solo para tarjetas de crédito, sino para los créditos en general, para regulados y no regulados. Siempre que se va a regular algo, quien está en el negocio va a estar en contra.

Yo quiero que los bancos ganen mucho, pero por el volumen de transacciones que hagan, así como el que presta dinero, no por el exceso de precio que cobra.

Yo soy economista y sé que la mejor forma de generar crecimiento es por la empresa privada, pero el tema de los precios es algo que en el mundo se regula porque los mercados tienen fallas, no son eficientes, y cuando tienen errores hay que regular el precio y este es uno de ellos. 


NOTAS RELACIONADAS