Logo La República

Viernes, 16 de noviembre de 2018



INVERSIONISTA


Popular, mutuales y cooperativas perderían ventajas fiscales

Ganadores y perdedores, impuesto a intereses en certificados a plazo pasarían de 0% a 15%

Propuesta de Hacienda nivelaría la cancha entre bancos y otras instituciones

Fabio Parreaguirre [email protected] | Lunes 25 junio, 2018

Hacienda pretende gravar ganancias en certificados de depósito a plazo en todas las entidades financieras con un 15% de renta en los intereses.
Imagen con fines ilustrativos. Shutterstock/La República


Hoy el impuesto a los intereses en los certificados de depósito a plazo se da solo en la banca pública y privada, así como en las financieras con un 8% de tarifa en renta, pero en el Banco Popular, las mutuales y las cooperativas están libres de este impuesto.

Hacienda busca nuevas fuentes de ingresos fiscales por lo que propuso la semana pasada, primero  aumentar la retención por renta a los intereses de los certificados a un 15% y segundo, hacer que todas las entidades financieras, incluidas las instituciones que hoy están exentas lo cobren.

Estas propuestas están incluidas en una serie de otras al proyecto de ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas que afectará la captación y moverá el mercado.

Lea más: Hacienda recomienda 15 cambios a proyecto fiscal


Ganadores

Los ganadores serán los bancos (excepto Popular) y financieras.

Con esto “la cancha” en materia de captación en certificados podría equipararse, si la norma pasa.

Ellos no tendrán que competir contra las instituciones que no estaban requeridas de la retención del 8% y en su lugar todos tendrían que retener un 15% en los intereses que generan los certificados a sus ahorrantes.

Hoy el diferencial en tasas ofrecidas a los ahorrantes en captaciones se da por el tema del cobro de este impuesto.

Cerca de un punto porcentual por encima de sus competidores estas entidades ofrecen, por ejemplo, a seis meses en una cooperativa la tasa ronda el 7,50%, mientras que un banco público 6,40%.

Para los inversionistas será un tema de la competencia que existirá “cabeza con cabeza” entre las entidades, ver cuál de ellas podrá ofrecer más rendimiento de manera competitiva si se llega a dar el cobro por igual del 15%.

La oportunidad para el inversionista es tomar ventaja hoy de que el impuesto sigue bajo o del todo no existe, para luego bloquear las ganancias obtenidas.

Lea más: Gobierno depurará canasta básica y pondría 13% a algunos productos


Perdedores

De darse el cambio, serían el banco Popular, las mutuales y las cooperativas, que dejarán de tener el privilegio de no cobrarle a sus inversionistas a plazo el impuesto sobre la renta.

La pérdida de este incentivo hará que ellos tengan que ofrecer mejores rendimientos para seguir competiendo contra los otros bancos (en especial los públicos por los recursos en colones).

El Popular y las mutuales tendrá una ventaja, ya que este tiene el seguro del estado en depósitos, mientras las cooperativas no lo tienen.

Otros perdedores serían los inversionistas de este tipo de instituciones, que están acostumbrados a capitalizar sus inversiones en ellas, principalmente por ofrecer mejores rendimientos, ahora tendrán que buscar otras entidades o permanecer fieles la institución donde siempre han mantenido sus ahorros.

Por otro lado, todos los inversionistas tendrían que entender que se les retendrá no un 8%, sino un 15% de sus rendimientos, bajando las ganancias por sus ahorros.


¿Qué significa para los intermediarios?

Si una cooperativa paga ​8%, cuando se apruebe el impuesto la tasa que le ofrecen a los inversionistas debería de subir a 9,42% para que el inversionista siguiera recibiendo la misma rentabilidad neta. Esto implica un aumento de los costos para la entidad.


  • Pierde el inversionista (1,2 puntos porcentuales) Si la entidad logra mantener la misma tasa bruta, entonces no hay costo adicional para la entidad, pero el inversionista estaría recibiendo una tasa neta de 6,80%.
  • Pierden ambos Lo más probable es que el resultado este en alguna parte de este margen. Por lo que tanto las entidades como los inversionistas pierden.
  • Cambio de entidad El otro efecto es que los inversionistas prefieran entidades más sólidas ante las nuevas tasas de interés. Esto es una pérdida adicional para las entidades financieras.


Comentarios sobre la propuesta

No se está claro si de fijo todas las propuestas presentadas por Hacienda se llegarán a dar, pero hay ideas encontradas entre los diversos participantes del mercado por lo presentado por Rocío Aguilar, el jueves pasado en la Asamblea.

Eugenia Meza

Gerente general

Mucap

No estamos de acuerdo

Esto alteraría la posición relativa de las entidades en términos de competitividad. Si bien, todos debemos contribuir al proyecto fiscal, esto no debe alterar la situación actual en términos relativos, pues esa medida podría traer consecuencias no deseadas en el sistema financiero nacional.

Se debe tomar en cuenta que las mutuales son las únicas entidades privadas sin fines de lucro, pues las cooperativas distribuyen excedentes, mientras que las utilidades de las mutuales sólo se usan para fortalecer el patrimonio


Jorge Solano

Gerente General

Coopemep

No es equitativo

No es equitativo que se pretenda dar un mismo tratamiento a las captaciones que suscriben las personas asociadas con su cooperativa, lo anterior, con el fin de equipararlas con el sistema bancario, hay elementos legales que impiden que estos instrumentos puedan ser comparados con los emitidos por la banca tradicional, por ejemplo, el hecho de que estas captaciones no se puedan negociarse en bolsa de valores.

Así las cosas, no es correcto tratar de homologarlas, sin antes tomar en cuenta las características y limitaciones de estas, frente al resto del mercado financiero. De aplicarse esta medida los principales afectados serían nuestros asociados, los que obtendrían un rendimiento menor por sus captaciones a plazo.


Oscar Hidalgo

Gerente general

Coopeservidores

Hay que valorar la propuesta

Nosotros valoraríamos la propuesta siempre y cuando se tenga acceso a hacer emisiones de títulos de valores por medio de la Bolsa Nacional de Valores.


Sigue sin tener sentido gravar ganancias de capital

Entre los temas que incluyó Hacienda la semana pasada al proyecto está el de quitar la exoneración a las ganancias de capital que se generen de los títulos transado en Bolsa, tal como lo dijimos en Inversionista del 11 de junio, esto no tiene sentido.


  • Gravar con un 15% por ganancias de capital los bonos que se transan en la Bolsa de Valores no tendría sentido, ya que encarecería el fondeo de recursos del propio Gobierno.
  • Cuando el mercado se encuentra en estado de compra no hay problema porque hay dinamismo, pero hoy el Gobierno se halla en estado de venta y pocos quieren comprar, esperan más beneficios que trabas, por lo cual poner un impuesto sería contraproducente.
  • Hoy prácticamente un 90% del mercado bursátil del país es emitido por el Ministerio de Hacienda y el Banco Central, así al cobrar este impuesto estos tendrían que aumentar las tasas para no perder atractivo entre los inversionistas.
  • Con el aumento, se afecta la deuda del Gobierno que crecería por tener que pagar más por los rendimientos ofrecidos, prácticamente eliminando el dinero que recogería por el impuesto.
  • De igual forma, es poco el impuesto que se recaudaría, ya que en la actualidad con tasas de interés al alza, los vendedores no estarían teniendo una ganancia de capital, sino más bien una pérdida, algo que vuelve a dejar sin sentido gravar los bonos.

NOTAS RELACIONADAS