Enviar
Poder albiceleste

Argentina destroza a Brasil y jugará la final olímpica con Camerún

Luis Rojas y EFE
[email protected]

Argentina saboreó ayer la victoria más deseada, tanto como una medalla de oro, luego de vencer sin apelaciones a su archirrival Brasil y clasificarse para la final del fútbol olímpico ante Camerún, que también hizo lo propio ante Bélgica.
El partido fue argentino, equipo que a lo largo de los 90 minutos fue el que propuso, mientras que los brasileños esperaron y esperaron a que apareciese el llamado “Juego Bonito”, que se quedó para otra oportunidad y más bien terminaron jugando feo, y con nueve hombres.
Sergio “Kun” Agüero, con sus dos goles, y Lionel Messi con sus participaciones fueron quienes levantaron la bandera albiceleste, guiados un poco más atrás con la experiencia y el toque de Juan Román Riquelme, quien a la postre también tuvo su gol desde los 12 pasos.
Brasil, tras esta triste presentación regresará a esperar por cuatro años más ese título que se le ha negado y que ya pesa como una maldición, la de no poder alcanzar esa presea dorada, que por los antecedentes futbolísticos de este país, debió conquistar desde hace mucho tiempo.
Mucho músculo y falta de identidad, con un Ronaldinho muy lejos de su nivel, como para echarse el equipo al hombro fueron parte de los males que evidenciaron los brasileños.
En el arranque, el equipo de Batista esperó ver a qué jugaba su rival para maniobrar. Luego hizo uso del bagaje de Gago, Riquelme, Messi, Mascherano y Agüero, más el empuje racial que siempre tienen los argentinos, y la mezcla fue perfecta.
Leo Messi, con una de las suyas, fue el que casi decide un primer tiempo táctico y sin espacios. Corría el minuto 41, pero su jugada, soberbia, no la culminó nadie.
En la reanudación las noticias se sucedieron. Agüero aprovechó un centro de Di María para rematar con el brazo al fondo d
e la red. No fue la mano de Dios, el jugador del Atlético tenía el brazo pegado al cuerpo y el balón le golpeó casi por accidente. El partido se revolucionó y Agüero convirtió un centro de Garay en el segundo de Argentina (min. 57).
Dunga intentó la reacción y Alexandre Pato y Thiago Neves entraron para rescatar a sus compañeros pero ya era tarde, poco después Riquelme sentenció tras cobrar un penalti sobre Agüero lo que certificó el triunfo de la albiceleste. No hubo más, la expulsión de los brasileños Lucas y Thiago Neves no hizo sino añadir un punto más de contrariedad a una selección brasileña que acabó desmoronándose.
Por otra parte, Nigeria se deshizo de Bélgica por un claro 4-1 y no será un rival fácil en la final para la albiceleste, que se presentará al partido el sábado con ánimo de revancha, ya que no olvida que la selección africana le arrebató el oro en los Juegos de Atlanta'96.



Dicen los técnicos

Dunga: “A pesar de la derrota daré continuidad a mi trabajo y mantendré mis convicciones. En este momento delicado debo tener frialdad para poder remontar. Trabajamos para lograr la medalla de oro, pero hay veces en las que no es posible y lo que queda es mantener la actitud. Argentina jugó muy bien, con intensidad”.



Sergio Batista:
“La victoria fue merecida porque jugamos un gran partido. Argentina jugó con mucha inteligencia y personalidad. Sabíamos que Brasil podía optar por esperarnos y nosotros debíamos tener paciencia y no apurarnos a la hora de atacar. Creo que les ahogamos en todo momento".




China dominó la gimnasia


El equipo chino de gimnasia artística se ha dado un atracón de medallas en los Juegos de Pekín y apenas ha dejado las migas para los países restantes, entre los que Estados Unidos ha estado muy por debajo de lo previsto, con dos victorias.
La superioridad china, que firma la mejor actuación de su historia olímpica, se ha llevado también por delante a países como Rusia (dos bronces), Japón (dos platas) o Corea del Sur (una plata), asiduos al podio en las últimas ediciones de los Juegos.
En las disciplinas masculinas el dominio local fue abrumador, con siete oros de los ocho posibles. Menos en salto, en el que no hubo ningún chino en la final. El campeón mundial Yang Wei ganó también el concurso completo individual, lo que le consolida como el mejor gimnasta del momento, y sumó una plata en anillas.
Como triunfador por número y color de los metales termina el más joven del equipo, Zou Kai, oro en suelo y barra además de por equipos.
En mujeres, China ganó también por equipos, algo que no había hecho en toda la historia de su participación olímpica, ayudada por los errores cometidos por las estadounidenses en la final.
Nastia Liukun y Shawn Johnson se tomaron la revancha en el concurso completo, con el oro y la plata por encima de Yang Yilin.
En las finales por aparatos la única china que ganó un oro fue la pequeña He Kexin, y el suelo fue para la rumana Sandra Izbasa, única superviviente en un equipo que dominó la gimnasia femenina en Atenas pero que se estrelló en Pekín. En total, de los 14 podios de hombres y mujeres, solo los de salto masculino y suelo femenino no tuvieron a China en alguno de sus escalones.
Ver comentarios