Logo La República

Lunes, 12 de noviembre de 2018



NACIONALES


PLN y PUSC acusan a Solís de desfinanciar instituciones en 2018

Tatiana Gutiérrez Wa-Chong [email protected] | Viernes 17 noviembre, 2017

“Más de 1.500 subpartidas presupuestarias se redujeron a la mitad”, aseguró Paulina Ramírez, diputada liberacionista. Gerson Vargas/La República


El PLN y el PUSC acusaron al gobierno de Luis Guillermo Solís, de desfinanciar a varias instituciones y programas gubernamentales, antes de dejar la presidencia en mayo de 2018.

Para esas agrupaciones, el plan de gastos que propuso el mandatario saliente, está mal distribuido y obligaría al nuevo gobierno a aprobar un presupuesto extraordinario, con el objetivo de cumplir con el pago de salarios, la deuda y la inversión social para el otro año.

Mientras tanto, la bancada oficialista minimiza las críticas de sus adversarios y señala, no solo que el dinero alcanzará para el otro año, sino también que el recorte presupuestario era necesario, en momentos de estrechez fiscal.

Lea más: Sin contención del gasto, no habrá reforma fiscal, afirman diputados

Y es que el plan de gastos ordinario heredado por un monto total de ¢9,3 billones para 2018 y que se discute en este momento en el Congreso, es rígido y limitado, e incluye más deuda y un elevado déficit fiscal.

Un 44% del gasto estatal se financiará con una emisión de nueva deuda y esto dificultaría el accionar del nuevo gobierno, porque sería como iniciar el año cubriendo la mitad de las necesidades de una familia con una tarjeta de crédito, más los intereses acumulados.

El PLN denunció que más de 1.500 subpartidas presupuestarias se redujeron a la mitad.

Lea más: PUSC critica presupuesto “gastón” del gobierno para 2018

“Estamos de acuerdo con que el Gobierno trate de limitar el gasto, pero que no afecte el funcionamiento institucional, ni las contribuciones patronales de los costarricenses”, destacó Paulina Ramírez, diputada liberacionista.

El PUSC, a través de la diputada Rosibel Ramos, viene denunciando que el Presupuesto es irresponsable porque mientras en algunos ministerios no se cumple con el porcentaje necesario para atender los proyectos específicos, existen muchas exageraciones en otras instituciones.

Un ejemplo de ellos sería la aprobación de 2 mil plazas nuevas en el Ministerio de Educación, en momentos de crisis y con un alto déficit fiscal.

Las críticas de esos partidos surgieron en el marco de la discusión del Presupuesto Ordinario que tendrá que ser votado a más tardar el 27 de noviembre.

El PAC critica la posición del PLN y del PUSC y afirma que quieren dibujar una realidad diferente a la que ya existe.

“Hicimos una consulta a la Tesorería Nacional y nos contestaron que los presupuestos son anualizados. Reconocemos que el monto calculado es rígido y que un 95% se destina a obligaciones constitucionales, legales y contractuales y que esto deja un margen muy pequeño para maniobrar y priorizar las demás partidas, pero es inconsciente pensar en gastar más en momentos de crisis fiscal”, aseguró Marcela Guerrero, diputada del PAC.

Otto Guevara, diputado del Movimiento Libertario, aseguró que una próxima administración no queda amarrada, pero lo normal es que siempre cuando ingresa un nuevo gobierno, se presente en agosto un presupuesto extraordinario.

Financiamiento

El Presupuesto de la República para 2018 es rígido e inflexible

¢9,3 billones
Monto total del Presupuesto para 2018

44%
Porcentaje que se financiará con deuda

7%
Incremento en el gasto por salarios al sector público


NOTAS RELACIONADAS