Enviar
Planes de Petrobras modificarán economía de Brasil

Río de Janeiro
EFE

La estrategia de la petrolera Petrobras para explotar nuevas reservas de crudo a grandes profundidades impactará con fuerza toda la industria y la economía de Brasil, señaló el presidente de la empresa, José Sergio Gabrielli.
La petrolera apuesta a que los precios del petróleo se mantendrán altos y acelera sus planes para aumentar con fuerza su producción, destacó Gabrielli.
El ejecutivo expuso un panorama de la industria petrolera mundial y brasileña durante una conferencia en la clausura de “Río Oil and Gas”, una feria comercial y tecnológica que reunió en Río de Janeiro a las principales empresas mundiales y brasileñas del sector.
Admitió que si el mercado financiero mundial continúa cayendo como lo ha venido haciendo “será cada vez más difícil levantar recursos” para explotar los nuevos yacimientos a grandes profundidades.
“La distancia entre el petróleo en el reservorio y en la superficie es de muchos miles de millones de dólares”, observó.
Gabrielli destacó el impacto de los
nuevos proyectos de Petrobras para explotar campos a profundidades de hasta 7 mil metros más allá de una camada de sedimentos salinos en el lecho del océano Atlántico, y a hasta 350 kilómetros de la costa.
Esos descubrimientos han puesto a Brasil en el primer plano de la industria petrolera, como nueva potencia energética emergente.
“Petrobras viene acelerando sus inversiones desde 2003, pero en la industria ese comportamiento es más retardado”, señaló el ejecutivo.
“Con certeza los niveles de precios de finales de los años 90 y comienzos de los 2000 no volverán”, dijo el ejecutivo.
Los costos para descubrir y desarrollar nuevos yacimientos han subido con fuerza en toda la cadena de la industria desde financiamiento hasta taladros y sondas, barcos, tuberías y equipos de apoyo.
Estas inversiones no se limitan al recién descubierto “pre sal”, sino también a campos tradicionales y sistemas superficiales y submar
inos de transporte, logística, barcos, refino, comercialización y uso de gas natural.
Como toda la industria, la empresa enfrenta una escasez mundial de taladros submarinos y ha encomendado en Brasil la construcción de 28 unidades a ser entregadas antes del 2017.
Además comprará o fletará 234 embarcaciones para ser entregadas antes del 2015, otros 26 supertanqueros y al menos ocho plataformas de producción en alta mar, entre otros grandes proyectos con fuerte impacto en la economía.
La empresa invierte $24 mil millones en 2008, comparado con $20 mil millones en 2007. Las cifras anuales están por debajo de las que entrarán en el nuevo plan que será anunciado a finales de año, dijo.

“Tenemos un volumen gigantesco de inversiones con un mercado recalentado. Son decisiones arriesgadas que tienen que ser tomadas ahora, si no perdemos el tren de la historia”, destacó.
Petrobras prevé aumentar su producción de crudo desde 1,792 millones de barriles por día en 2007 hasta 2,220 millones en el 2012, y además reponer la declinación natural de los yacimientos y elevar las reservas, todo eso sin contar todavía con los recursos del “pre sal”.
Esa estructura geológica cubre 112 mil kilómetros cuadrados, de los cuales 41 mil kilómetros cuadrados han sido otorgados en licitaciones y el resto depende de que la nación brasileña decida qué va a hacer con esos recursos potenciales, dijo.
Petrobras tiene 35 mil kilómetros cuadrados, donde ha identificado hasta ahora al menos 12 mil millones de barriles, que serían suficientes para casi duplicar las reservas probadas totales de Brasil.
Su demanda de bienes y servicios no será atendida tan sólo con la capacidad instalada de empresas proveedoras de bienes y servicios, no sólo en Brasil sino en el mundo, destacó Gabrielli.
La intención de la empresa es atraer a Brasil a “lo mejor” de maquinaria y equipamientos “que hay en el mundo” para que esa expansión del sector conexo ocurra dentro de Brasil y ayude a elevar la producción y las reservas y a expandir la capacidad industrial del país.
Ver comentarios