Parques eólicos generarán energía limpia y empleo en 2016
Enviar

Unos 60 mil hogares serán beneficiados en 2016, con la construcción de un nuevo proyecto eólico en Liberia y Tilarán, el cual incluye cuatro parques de 20 megavatios cada uno para una producción total de 80 megavatios de energía limpia.

Con esta iniciativa, denominada Alisios, el país ampliará su generación eólica a 343 megavatios y aumentará a 14 la cantidad de plantas instaladas, la mayoría de carácter privado, con contratos de compra de energía por parte del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE).

El proyecto permitirá la creación de 400 puestos de trabajo durante el proceso de construcción y evitará la emisión de unas 172 mil toneladas anuales de CO2 a la atmósfera.

Alisios comenzará a construirse a mediados del próximo año, luego de que las españolas Iberdrola Ingeniería y Gamesa anunciaran la firma de los cuatro contratos con empresas subsidiarias del grupo Globeleq Mesoamérica Energy (GME) para su instalación.

Esta sería la cuarta vez que Gamesa trabaja con este grupo, tras realizar el parque eólico de Cerro de Lula en Honduras, el más grande de Centroamérica; el parque Eolo en Nicaragua y el parque Orosi en Costa Rica.

Dado que el proyecto será desarrollado bajo la modalidad llave en mano, ambas compañías se encargarán de todas las fases de construcción y puesta en marcha de los cuatro parques: Vientos de La Perla y Vientos de Miramar, que se ubicarán en Quebrada Grande de Liberia, y Altamira y Campos Azules, previstos en la zona de Tilarán.

Gamesa suministrará 19 turbinas, las cuales llegarán durante el segundo trimestre de 2016 y entrarán en operación a finales del año, informó Verónica Díaz, oficial de Comunicaciones de Gamesa.

“Costa Rica es un mercado interesante para nosotros, prueba de ello es que con este proyecto ya habremos instalado 143 megavatios”, dijo Díaz.

Iberdrola, que es la primera vez que firma contratos en Costa Rica y prevé ejecutar las obras en unas 60 semanas; asumirá la ingeniería, los aprovisionamientos, construcción y mantenimiento de la infraestructura.

Además de los aerogeneradores, se construirán redes de matriz de cableado que recogerán la energía generada y la transmitirán a las subestaciones de interconexión en Tejona y Orosi.

También se edificará una red de carreteras para permitir la construcción y el mantenimiento del proyecto.

Los nuevos parques forman parte del Plan de Expansión de la Generación Eléctrica presentado por el ICE y se estaría cumpliendo el tope que corresponde a proyectos privados, de acuerdo con la ley 7200.

“Estos proyectos eólicos son de iniciativa totalmente privada y en el ICE estamos esperando que entren a operar en 2016 para comprar la energía que generen. Es un precio competitivo de unos ocho a nueve centavos de dólar por kilovatio producido”, indicó Luis Pacheco, gerente de Electricidad de la institución.

La entidad contrató una consultoría para establecer el tope óptimo de generación eólica y determinar si serán desarrollados más proyectos a futuro, tanto por el sector privado como por el ICE.

A diciembre de 2016, el país estará generando 372 megavatios, una vez que entren en operación tanto Alisios, como la planta Vientos del Este que ya se construye en Tilarán y que producirá nueve megavatios, y la planta Mogote que está en trámite de adjudicación para operar en Guayabo de Bagaces, con 20 megavatios.

La producción eólica en Costa Rica comenzó en julio de 1996, con el Proyecto Eólico Tilarán y cuenta actualmente con diez plantas generadoras en esa localidad guanacasteca y el Valle Central.

Colaboró Rodrigo Díaz

201512291820390.rec10-1.jpg
201512291820390.rec10-2.jpg
201512291820390.rec10-3.jpg

 


Ver comentarios