País buscará imitar prácticas carcelarias de Finlandia
Cárcel de Vaasa, en Finlandia. Shutterstock/La República
Enviar

Costa Rica, a través del Ministerio de Justicia y Paz, visitará la Rikosseuraamuslaitos Criminal Sanctions Agency, en Finlandia, con la finalidad de conocer los procesos de manejo de la población privada de libertad en ese país.

La comitiva nacional estará compuesta de Cecilia Sánchez, ministra de Justicia; Pablo Bertozzi, director de la Policía Penitenciaria, y Jessie Blanco, directora de la nueva Unidad de Atención Integral (UAI) Reinaldo Villalobos, ubicada en Alajuela.

Los funcionarios viajarían con recursos de la Embajada de Estados Unidos en nuestro país, en el marco de un convenio que tiene el Ministerio con este organismo.

La visita también tiene la misión de crear un proceso nacional que permita implementar buenas prácticas de abordaje de la población penitenciaria en nuestro país, que avanza hacia un nuevo modelo con la creación de las UAI.

Cárceles abiertas

Se escogió Finlandia debido a que es uno de los países con menores índices de reincidencia delictiva y que con mayor éxito ha implementado penas alternativas en el mundo.

Este país tiene un régimen de cárceles abiertas desde la década de 1930, donde se ayuda a los reos a reinsertarse en la sociedad a través de su formación educativa y empleos pagados, dentro de centros penales sin barrotes ni guardias.

Este sistema ha sido elogiado internacionalmente por lograr que se redujeran las tasas de incidencia criminal al tiempo que se disminuyeron los costos carcelarios.

En estas prisiones entran perpetradores tanto de delitos violentos, como los de crímenes no violentos.

Este país también tiene prisiones regulares, como la de Vaasa, en la que hay celdas y los reos deben seguir estrictos códigos de vestimenta y conducta, y además las visitas son supervisadas.

A pesar de que este sistema ha reducido la incidencia criminal en dicha nación escandinava, Finlandia es también el país de la Unión Europea con más fugas carcelarias, de acuerdo con información del Consejo de Europa, recopilada por Quartz.

En este país hay 1.084 fugas por cada 10 mil reos, casi el doble de los que se fugaron en Bélgica, el segundo país con más escapes carcelarios en 2013.

Ver comentarios