Cárceles orientadas a estudio y trabajo abren en Alajuela y Pérez Zeledón
Un grupo de privados de libertad comparten con Cecilia Sánchez, ministra de Justicia. Cortesía Ministerio de Justicia y Paz/La República
Enviar

Dos nuevas cárceles abrieron en San Rafael de Alajuela y Pérez Zeledón.

Se trata de la Unidad de Atención Institucional (UAI) Reinaldo Villalobos, contiguo a La Reforma, así como de la UAI Pablo Presbere.

Ambos centros cuentan con aulas, zonas de trabajo, gimnasio, comedores y otras facilidades para que los privados de libertad tengan mayores oportunidades.

En el caso de la UAI Reinaldo Villalobos, hoy recibió a un grupo de 120 privados de libertad, provenientes de las centros penitenciarios de Liberia y San Rafael de Alajuela.

Tiene espacio para 704 residentes, distribuidos en 11 módulos con ocho dormitorios. El costo del inmueble fue de $22,5 millones.

Los residentes que ingresarán a estos centros responden a un perfil seleccionado: son privados de libertad que aún deben descontar como mínimo cuatro años, con el fin de que el abordaje sea efectivo. Además, firman un compromiso para trabajar y estudiar en ese periodo.

Por su parte, el nuevo centro en Pérez Zeledón tiene una capacidad para 256 privados de libertad y requirió de una inversión de $14,6 millones.

"Estamos obligados a construir porque hay que reponer infraestructura deteriorada. Semanalmente está llegando una enorme cantidad de población. El problema no es el hacinamiento. El problema son las políticas de encarcelamiento", comentó Cecilia Sánchez, ministra de Justicia.

La otra nueva cárcel, ubicada en Pococí, está programada para terminar su construcción en noviembre próximo.

Luis Fernando Cascante para La República
[email protected]

Ver comentarios