Ottón Solís: “Ya me aburrí de mandar cartas al tribunal de ética del PAC, para que no haga nada”
Archivo/La República
Enviar

Ottón Solís, diputado del PAC, no acusará ante el tribunal de ética de su partido, a los compañeros de fracción que intencionalmente rompieron el quorum el 7 de abril, para nombrar de forma automática a Roberto Jiménez, como nuevo regulador general.

El político aseveró que aunque la estrategia utilizada merece todo el reproche, “ya me aburrí de mandar cartas al tribunal para que no haga nada”.

En ese sentido, Solís dijo que él no funge como policía de la fracción y que en buena teoría, quienes velan por la conducta de los rojiamarillos en la función deberían actuar de oficio.

El legislador aseveró que en el pasado, el PAC criticó a Liberación Nacional y al PUSC por este tipo de estrategias y que ahora, no se podría justificar una acción como esa.

“Sí hubo una estrategia para nombrar al señor Jiménez, así lo escuché de varios compañeros que lo estuvieron conversando e incluso, los diputados del PLN lo denunciaron en el Plenario y así quedó en las actas, pero yo jamás, creí que esto de verdad iba a pasar hasta que sucedió”, dijo Solís.

Por otra parte, Solís aseveró que el nuevo regulador no debería renunciar al cargo, ya que él no tiene la culpa por la forma como fue nombrado, incluso, consideró que la “treta” no era necesaria.

El nombramiento de Jiménez quedó en firme, en parte porque nueve de los 13 legisladores del PAC no asistieron a sesionar, al igual que cinco diputados del Frente Amplio.

La ley de la Aresep establece que si la Asamblea Legislativa no se pronuncia, el candidato propuesto por el Gobierno debe quedar nombrado automáticamente.



Ver comentarios