Obama jura eterna alianza con Israel
Barack Obama en su primera visita a Israel fue recibido por Simon Peres, presidente israelí, y Benjamín Netanyahud, primer ministro. AFP/ LA REPÚBLICA
Enviar

La paz debe llegar a Tierra Santa. Nunca perderemos la visión de un Israel en paz con su vecinos


Obama jura eterna alianza con Israel

El presidente de EEUU, Barack Obama, reafirmó ayer la "eterna alianza" de su país con Israel y el "lazo inquebrantable" que une a ambas naciones en su primera visita al Estado judío desde que llegó al cargo en 2008, al tiempo que destacó que "la paz debe llegar a Tierra Santa".
En su primer viaje al exterior desde que comenzó su segundo mandato y apenas dos días después de que se formará el nuevo Gobierno israelí, Obama quiso dejar claro desde el primer momento que sus problemas de sintonía con el primer ministro, Benjamín Netanyahu, forman parte del pasado.
"EEUU está orgulloso de ser el principal aliado y el gran amigo de Israel", aseguró el máximo mandatario estadounidense nada más bajar del Air Force One durante la especial ceremonia de bienvenida que le brindaron las autoridades israelíes en el aeropuerto de Ben Gurión, próximo a Tel Aviv.
En medio de unas fuertes medidas de seguridad que cerraron el espacio aéreo del país mientras llegaba el avión presidencial, Obama fue recibido en la misma pista del aeropuerto por Netanyahu y el presidente, Simón Peres, además de niños y cerca de 200 personalidades invitadas.
"Veo esta visita como una oportunidad para reafirmar el lazo inquebrantable entre ambos países", dijo Obama y recalcó que el "interés fundamental" de EEUU es "estar con Israel" porque esa alianza "hace a ambas naciones más fuertes, más prósperas y convierte al mundo en un lugar mejor".
Su intervención estuvo centrada en destacar los estrechos lazos que unen a Estados Unidos con Israel y el pueblo judío, aunque en un breve pasaje se refirió también a la necesidad de conseguir la paz con los palestinos.
"La paz debe llegar a Tierra Santa. Nunca perderemos la visión de un Israel en paz con su vecinos", destacó.
Netanyahu, a quien Obama saludó calurosamente con un "me alegro de estar aquí", agradeció al presidente norteamericano su apoyo "inequívoco" al derecho de Israel a "defenderse ante cualquier amenaza".
"Gracias. Gracias por apoyar a Israel en este tiempo de histórico cambio en Oriente Medio, por afirmar inequívocamente el derecho de Israel a defenderse ante cualquier amenaza y por defender ese derecho en Naciones Unidas", dijo el primer ministro, que inició su tercer mandato al frente del país el pasado lunes.
Netanyahu mostró a Obama, junto a altos mandos del Ejército israelí, una batería especialmente desplazada hasta el aeropuerto del sistema antimisiles Iron Dome (Cúpula de Hierro), desarrollado por Israel con financiación de EEUU.
Por su parte, Peres le ofreció posteriormente una especial ceremonia de bienvenida en su residencia oficial de Jerusalén, en cuyo jardín ambos presidentes plantaron un árbol de magnolia traído especialmente por Obama desde la Casa Blanca.
Ambos presidentes mantuvieron un primer encuentro de cerca de una hora en el que abordaron la cuestión iraní, el proceso de paz con los palestinos y la situación en Siria y el Líbano.

Jerusalén/EFE

Ver comentarios