Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Jueves 29 Septiembre, 2016

Indios de Cleveland ganan la Central de la Americana

Era un niño de escuela cuando me pegaba al radio casi todas las noches, a escuchar los juegos del béisbol de las Grandes Ligas que transmitía Radio Excelsior con un profesionalismo extraordinario.

Guillermo Grillo, padre e hijo; Gonzalo Schuman, Paco Montalbán, Luis Ángel Sánchez y otras voces privilegiadas del micrófono deportivo les ponían sonido ambiente a los juegos y el oyente se sentía metido dentro de los coliseos.

Era el año 1952 y uno de los analistas dijo que los Indios de Cleveland tenían un gran pelotero de origen italiano: Rocky Colavito. ¡Ese fue el clic que me ató de por vida a La Tribu!

Luego me enteré de que los famosos Yankees de Nueva York estaban repletos de italianos, empezando por el legendario Joe Di Maggio. Quienes han visitado el Yankee Stadium verán murales donde las leyendas de los Bombarderos del Bronx se ven comiendo espagueti por toneladas.

En 1948 los Indios ganaron su última Serie Mundial y regresaron al clásico de octubre en 1954. Fueron barridos por los Gigantes entonces de Nueva York en cuatro juegos.

Pasaron los años, llegaron los años 60 con los duelos entre Dodgers y Yankees y Cleveland no levantó cabeza hasta que armó su equipazo de los años 90. Ganó títulos divisionales consecutivos y fue a dos Series Mundiales, cayó en 1995 con Bravos y 1997 con Marlins. La cuerda le alcanzó hasta el 2002; la novena se reconstruyó y ganó la División Central en el 2007.

Como no regresó a la Serie Mundial, sus propietarios entraron en nueva reconstrucción de la nómina y se la entregan al experimentado “manager” Terry Francona. Dio frutos en 2014, cuando La Tribu va a “playoffs” como comodín pero pierde el juego único con Houston.

La temporada pasada asoma la cara un cuerpo de lanzadores de primer nivel que lidera la Liga Americana en ponches con Kluber, Carrasco, Salazar, Bauer y Anderson y debuta después del Juego de Estrellas un talento en el “short stop” de nombre Francisco Lindor.

Para la nueva temporada los Indios firman a Mike Nápoli (100 empujadas), Rajai Davis (42 bases robadas), Juan Uribe (dejado libre en julio); se enciende el “utily” José Ramírez con .311 porcentaje de bateo; el cuerpo de lanzadores se consolida y este lunes los Indios vuelven a ganar la División Central, en la que habitan los campeones del mundo, Reales de Kansas y los multimillonarios Tigres de Detroit.

Entonces estamos de fiesta.