Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Miércoles 10 Agosto, 2016

Saprissa sorprendió al Team con una formación alternativa

A Carlos Watson se le acabó el humo y hace rato dejó de venderlo.
Contra el Herediano, el estratega del Saprissa se lució al presentarle a su colega Hernán Medford dos rostros nuevos en la formación titular, que desde luego distrajeron los habituales movimientos del campeón nacional y lo metieron en un partido muy táctico, cortado y tan complicado para el monarca que finalmente lo perdió.


Con Julio Cascante en la zona central de la defensa al lado de los habituales Machado y Miller, Watson volvió a abrir a Francisco Calvo al sector izquierdo, pero por la derecha recostó a tres hombres que le dieron otra cara al Monstruo: Marvin Angulo, Ulises Segura y Jeikel Medina que fue la otra cara sorpresiva del timonel morado. Ellos inundaron la parcela derecha de la retaguardia morada de pierna y talento. Jugadores polifuncionales los tres, se alternaron como carrileros, volantes abiertos y recuperadores y tácticamente colaboraron para que David Guzmán se soltara y se olvidara del “juego sucio” que usualmente le corresponde “elaborar”. Guzmán se dio gusto pisando territorio enemigo, al contar con tres guardaespaldas de alto calibre atrás y por los costados.
Desde luego que le ayudó mucho al Saprissa jugar con menor tensión, el gol tempranero de Rolando Blackburn, apenas en el minuto 6. Anotar de madrugada en un clásico siempre ayuda a liberar tensiones y ese 1-0 que se hizo gigante conforme se desarrolló la confrontación, le permitió al Monstruo acomodarse mejor en la cancha y obligó a las huestes de Hernán Medford a jugar contra la pared, dado que el Team es un equipo que acostumbra desenvolverse con marcadores favorables.
El estratega del campeón dio oportunidad de jugar en retaguardia a Leo González y Heyreel Saravia, pero sus otras nueve piezas fueron de las estelares, lo que da mayor mérito al triunfo del Saprissa, nuevo líder y único equipo invicto del Invierno.
Puede que suene exagerado afirmar que Carlos Watson le ganó la partida táctica a Hernán Medford, pero sí hay que resaltar que la alineación de Cascante y Medina sí fue sorpresiva y muy gratificante, sobre todo en lo táctico, para que se diera este triunfo morado que lo catapultó a la cima de la clasificación.