Logo La República

Lunes, 12 de noviembre de 2018



NOTA DE TANO


NOTA TANO

Gaetano Pandolfo [email protected] | Sábado 21 abril, 2012



No sé si a ustedes les gusta leer entre líneas.
Es muy bueno para interpretar.
El respetado colega de La Nación, Arnoldo Rivera, escribió la crónica del partido entre Cartaginés y Santos, que terminó con goleada a favor de los brumosos 5 por 1 y en el desarrollo de su comentario, dijo lo siguiente.
“Cartaginés le dio una tunda a un Santos que SE DESHIZO al primer contraste y dejó una pobre imagen en la gramilla del Fello Meza.
El equipo santista se vio pobre en recursos, pero sobre todo RALO EN SU RESERVA ANIMICA.
Un Cartaginés, de por sí inspirado, encontró UNA CIUDAD ABIERTA para hacer y deshacer a su antojo.
En el gol de Andrés Flores, todo el estadio sabía que él iba a cabecear, EXCEPTO LA ZAGA SANTISTA. Lógicamente cayó el gol.
El quinto fue un auténtico paseo en coche para la defensa guapileña a la que SOLO LE FALTO APLAUDIR, el golazo de Yader Balladares”.
¡Interpreten!
La noche que jugaron Santos y Pérez Zeledón en Guápiles, dijimos en esta Nota que si los generaleños eran inteligentes, tenían que perder ese partido. Y, lo perdieron.
Con la derrota, Pérez Zeledón no perdía el primer lugar, metía a Santos en puestos de clasificación y le restaba un espacio a alguno de los grandes, sobre todo a Herediano o la Liga. Saprissa estaba más metido en el tercer lugar.
Este partido entre Cartaginés y Santos, a los guapileños también les convenía perderlo.
Si le ganaban al Cartaginés, prácticamente le daban entierro de primera clase, similar al que San Carlos le regaló a la Liga.
Dejar al Cartaginés con vida y con Pérez, ellos y Saprissa clasificados, era un gran chance de cortarles espacios de clasificación a los manudos. ¿Quién los quiere de rivales en semifinales?
Además, perdiendo en el Fello Meza, Santos tiene más oportunidades de ocupar el cuarto puesto, depende de su resultado con Orión y así hay más chance de evitar al Saprissa.
De manera que salir derrotados del Fello Meza, era negocio redondo para los santistas y leyendo al colega Rivera, como que no se “mataron” en la cancha para salir con el triunfo.
En esta combinación de resultados, proyecciones y números que hacen los técnicos, nada tiene que ver el Alajuelense. La Liga tenía la papa en la mano, sin importar lo que hicieran los paperos con Santos o los guapileños con los paperos. La verdad que los manudos se enterraron solos y el resto, que cada quien lo interprete a su manera.

[email protected]