Logo La República

Miércoles, 12 de diciembre de 2018



NOTA DE TANO


NOTA TANO

Gaetano Pandolfo [email protected] | Viernes 24 febrero, 2012



Los árbitros del campeonato mayor de fútbol se han puesto de moda y acaparan el interés y los titulares de la prensa deportiva por uno u otro motivo.
Hoy en día son más “famosos” que los futbolistas.
Siempre están en la palestra.
Si uno se detiene y analiza el último documento que presentó el Deportivo Saprissa, quejándose por decisiones arbitrales en sus últimos partidos, incluyendo el clásico y la última victoria contra el Cartaginés, se debe reconocer que lleva mucha razón la dirigencia morada.
Como lo escribimos pocos días después de que se presentaron los actos indebidos al final del clásico, es imposible para los delegados de campo, cuerpo arbitral y otros personajes que tienen que ver con la supervisión de un partido, conocer e identificar sin equivocarse, quién inicia una gresca, más verbal que física.
Nosotros, los periodistas deportivos, lamentablemente magnificamos los hechos y un intercambio de empujones, un par de codazos por ahí e insultos verbales entre los actores los cuantificamos, en ese día específico, amparados en la agresión a Douglas Sequeira que sí fue de verdad.
Lo otro fue un molote al calor del resultado.
Entonces, es imposible para el cuerpo arbitral acertar en quién inició la gresca y más complicado aún, determinar o señalar si los jugadores de los dos equipos están agrediendo o están más bien separando a los revoltosos.
Una mano en alto o un puño cerrado levantado, puede significar agresión o intento de agresión, pero igual puede significar deseos de un compañero de que se separen los colegas que están metidos en la trifulca.
Tiene razón el Saprissa en sentirse perjudicado por el informe arbitral y puede que lleve razón también en reclamar la sanción a Minor Escoe, que como lo demuestran en un vídeo, celebra sus goles igual o parecido a otros jugadores de otros equipos, que no reciben sanción.
¡Qué difícil para un árbitro interpretar la regla!
Cómo identificar en un par de segundos si el gesto del goleador es alegría u ofensa.
La FIFA hila muy delgado en este caso de castigar tipos de celebraciones y la pura verdad que por castigar a jugadores vulgares que festejan sus goles con actos y gestos sucios e irrespetuosos hacia los espectadores, otros están pagando las consecuencias.
También es urgente un mayor sentido común de los jueces para poder interpretar correctamente el suceso.

[email protected]