Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Martes 18 Octubre, 2011


Liga Deportiva Alajuelense viajó con todo su arsenal para el decisivo compromiso que tiene esta noche contra el Morelia de México.
Ausentes, el portero Alfonso Quesada; el mediocampista Kevin Sancho y los atacantes, Jonathan McDonald y Minor Díaz. Dos habituales titulares y dos habituales reservas; tampoco viajaron Carlos Clark y Argenis Fernández, este apenas saliendo de una larga lesión. De la camada nueva se ganaron el viaje el defensor Verny Ramírez y el mediocampista Diego Calvo.

La Liga solo necesita un punto para clasificar a la siguiente fase y va a ir a buscarlo. No necesita tres unidades; con una es suficiente y aunque Oscar Ramírez manifieste que su equipo no va a jugar al empate, porque pierde, no vamos a ser tan ilusos para no pensar en un planteamiento cauteloso del estratega erizo, al que de por sí no le agrada mucho arriesgar.
Entonces, sin necesidad de meter el bus en el marco de Patrick Pemberton, la Liga puede perfectamente salir jugando esta noche con línea de tres defensores, utilizando a Johnny Acosta de líbero, con Elías Palma y Giancarlo González como stoppers y delante de ellos ubicar una primera muralla de tres volantes de marca: Cristian Oviedo, Juan Gabriel Guzmán y Luis Miguel Valle.
José Salvatierra y Christopher Meneses (o Porfirio López) serían los carrileros, Pablo Gabas el enganche y Alejandro Alpízar como único artillero. Esta sería una formación lógica, prudente y cautelosa, que se puede transformar de inmediato, en caso de que los mexicanos anoten primero, con el ingreso de Allen Guevara, en busca de explosividad y luego de Luis Fernando Sequeira o Cristian Lagos en procura de buscar anidar por la azotea.
Ahora: viajó con la delegación un titular habitual: Marcelo Fazzio Sarvas, que viene saliendo también de un problema de salud y solo a lo interno del grupo saben si está listo para la acción.
Si Ramírez se decide a jugar con línea de cuatro, probablemente Palma le daría el puesto a Sarvas, que reforzaría la cintura para que Gabas pase a jugar de delantero al lado de Alpízar.
Entonces, si Alajuelense presenta un 3-6-1 elástico, debemos pensar que el Machillo se apuntó primero a empatar y si gana, mejor, pero si la Liga sale con un 4-4-2, estaremos hablando de una formación de mayor riesgo ofensivo, decidida a no cuidarse mucho y buscar el gol desde las primeras de cambio.

[email protected]