Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Lunes 27 Diciembre, 2010


Liga Deportiva Alajuelense fue campeón, a pesar de que….
De que Alfonso Quesada perdió la titularidad con Patrick Pemberton; incluso en una fecha en que Quesada sustituyó a Patrick porque este fue a la Selección Nacional y Alfonso atajó muy bien, el técnico Oscar Ramírez respetó la estelaridad de Pemberton, situación que no repitió en otras posiciones.
De que Carlitos Clark fue prácticamente fumigado por el cuerpo técnico; José Salvatierra lo aplastó y si hubo algún chance para el de los rizos, prefirieron bajar a su posición a Kevin Sancho.
De que el “Machillo” no soportó la presión de tener a Luis Antonio Marín sentado en la banca.
Apenas se rasguñó Giancarlo González lo sentaron y después hicieron lo mismo con Johnny Acosta, cuando fue expulsado ante Herediano. En el caso específico de los defensores centrales, fue respetada la jerarquía del capitán Marín, pero no las estadísticas, que al inicio del campeonato probaron que con el binomio González-Alfaro la retaguardia manuda lució más solvente.
De que Luis Miguel Valle, titularísimo en los dos partidos de la final ante Herediano y de trabajo impecable en la marca a José Carlos Cancela, fue relegado a la reserva en largo trecho del arranque del torneo. El juvenil Diego Calvo, de pobre trabajo en la Selección Sub 20 que acaba de ser eliminada por El Salvador, tuvo más minutos que Valle.
De que Cristian Oviedo nunca gozó del protagonismo de Pablo Gabas y fue figura intermitente en la alineación. Tuvo más presencia Juan Gabriel Guzmán
De que Argenis Fernández, estelarísimo en la primera etapa, le cedió todo el escenario a Allen Guevara.
De que Mario Camacho, otra vez, presionado a meter un gol, no lo encontró y su destino fue mirar los partidos lo más cerca posible.
De que Alejandro Alpízar, fichado como un delantero que podía aportar a la causa, aprovechó un solo partido para meter un par de goles y ya nadie lo bajó de la titularidad.
De que Leandrinho le ganó el sendero a Marco Ureña.
De que Diego Estrada jamás se acomodó o nadie supo acomodarlo.
Entonces, con estas variantes que es de suponer fueron positivas porque llevaron al título, Oscar Ramírez ganó su corona con una formación que tuvo algunos intocables: Pemberton, Marín, Meneses, Sancho, Guzmán, Gabas, Leandrinho y Alpízar, aunque estos también en su momento, fueron “tocados”.
[email protected]